miércoles, 30 de marzo de 2011

Niños con asma con frecuencia reciben antibióticos innecesarios


Uno de cada seis niños asmáticos recibe un antibiótico innecesario.

Un equipo halló que los médicos les recetan a los niños asmáticos de Estados Unidos alrededor de 1 millón de antibióticos innecesarios cada año, lo que favorece la diseminación de infecciones con una "súperbacteria" resistente a los fármacos más poderosos. Otro estudio publicado en la revista Pediatrics revela que Estados Unidos no es el único país en el que a los niños asmáticos se les recetan antibióticos en exceso: científicos de Bélgica hallaron que los niños tratados con fármacos para el asma eran casi dos veces más propensos que los otros niños a recibir un antibiótico.

"Hay que tener un buen motivo para indicar un fármaco para el asma y un antibiótico", dijo la coautora, doctora Kris De Boeck, del Hospital Universitario de Lovaina, en Bélgica. Esa "sobreutilización" y "uso incorrecto" de los antibióticos "hacen que las bacterias desarrollen estrategias para subsistir" y las hace resistentes a los fármacos, resumió De Boeck.

Los bebés y los niños pequeños tienen sibilancias cuando sufren una infección respiratoria y los médicos les indican un antibiótico. Pero en algunos niños, esas sibilancias son un signo precoz de asma. Y las guías indican no incluir antibióticos en el tratamiento de los niños asmáticos, excepto cuando también tienen infecciones.

El equipo del doctor Ian M. Paul, del Penn State College of Medicine, revisó los datos de una encuesta nacional sobre consultas médicas de Estados Unidos. Los investigadores analizaron más de 60 millones de consultas de niños con asma y sin síntomas declarados, lo que sugería la existencia de una infección que podría tratarse con antibióticos. En una de cada seis consultas, a los niños se les indicó un antibiótico.

En tanto, el equipo De Boeck revisó una base de datos de una aseguradora que cubre a más del 40% de la población belga y halló que los niños tratados con fármacos para el asma eran un 90% más propensos a tomar también un antibiótico en un año. Casi el 75% de los chicos tratados con fármacos para el asma también recibió un antibiótico, comparado con menos del 40% de los niños que no usaban terapias para el asma.

"Se sabe que el uso excesivo de antibióticos genera resistencia a las bacterias en la comunidad", escriben en un editorial Rita Mangione-Smith, de la University of Washington, y Paul Krogstad, de la University of California en Los Angeles.

"Si seguimos abusando de esos fármacos, nuestro arsenal para luchar contra las infecciones resistentes seguirá achicándose", añadieron.

Fuente: Pediatrics 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario