lunes, 31 de octubre de 2011

¿Tratar números o tratar pacientes?


Las guías actuales de práctica profesional, independientemente del sistema de salud y país de origen, cada vez más llevan un mensaje similar: tratar el objetivo. Estos objetivos se expresan a menudo en términos de los parámetros de laboratorio que se supone que reflejan el control de la condición del paciente, y por extensión su salud y el pronóstico.

El supuesto es que "normalizar" los parámetros, tales como los lípidos, presión arterial y glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo 2, dará lugar a mejores resultados; sin embargo, estos parámetros son resultados indirectos y no garantizan a largo plazo los beneficios clínicos. ¿El supuesto beneficio del control intenso de estos parámetros esta basado en evidencia de alta calidad? Algunas evidencias sugieren que no hay ningún beneficio pero podría haber daño marginal asociado con el control intenso de los factores de riesgo en los pacientes con diabetes.

Más información en el siguiente enlace: Artículo

Fuente: Australian Prescriber

sábado, 29 de octubre de 2011

¿Pueden ayudar los teléfonos móviles en desastres?


El manejo de desastres requiere de información exacta y debe vincular la recolección de datos y análisis para un inmediato proceso de toma de decisiones.

Los intentos existentes para evaluar los movimientos de la población en el momento inmediato luego del desastre, como entrevistas de transporte y registro manual de individuos en los sitios de emergencia frecuentemente son inadecuados: si bien es importante para el mantenimiento de registros, los dos son lentos y pueden excluir a aquellos grupos que son inalcanzables y los más vulnerables.

El análisis de proxy a través de reconocimiento aéreo o incluso por satélite tiene un papel potencialmente útil, pero sólo puede proporcionar una imagen tosca geográfica de las poblaciones móviles. En la práctica, la mayoría de las fuentes disponibles de información provienen de testigos oculares o informes de los medios de comunicación. A pesar de tiempo, tales informes no se acumulan de forma sistemática y puede constituir una representación sesgada de los acontecimientos.

El acceso completo al artículo publicado en Plos Medicine se tiene en el siguiente enlace: Artículo

jueves, 27 de octubre de 2011

Estudio: Bacterias peligrosas en uniformes de médicos y enfermeras


Los mandiles blancos y los uniformes médicos empleados en los hospitales por el personal podrían ocultar bacterias peligrosas, según un estudio recientemente publicado en la revista American Journal of Infection Control.

Investigadores de Israel tomaron muestras de los uniformes de enfermeras y médicos y encontraron bacterias potencialmente peligrosas en más de 60% de las vestimentas. El equipo del Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalén, analizó las muestras recolectadas de tres partes (el extremo de las mangas, los bolsillos y el área abdominal) de los uniformes de 75 enfermeras registradas y 60 médicos.

Se encontraron bacterias potencialmente peligrosas en el 60% de los uniformes de los médicos y en el 65% de los uniformes de las enfermeras. Se hallaron bacterias resistentes a los fármacos particularmente peligrosas en 21 de las muestras de los uniformes de las enfermeras y en 6 muestras de los uniformes de los médicos. 8 de las muestras contenían Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), que está resultando más difícil de combatir con antibióticos convencionales. Las bacterias de los uniformes podrían no representar un riesgo directo de transmisión de enfermedades, pero los hallazgos sugieren que muchos pacientes de hospital están en proximidad a cepas de bacterias resistentes a los antibióticos, señalaron los investigadores.

"Es importante colocar los resultados en perspectiva", dijo en un comunicado de la Asociación de Profesionales de Control de Infecciones y Epidemiología (Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology, APIC) Russell Olmsted, presidente de la asociación. "Cualquier ropa usada por humanos se contamina de microorganismos. La piedra angular de la prevención de infecciones sigue siendo el uso de higiene de las manos para prevenir el movimiento de los microbios de esas superficies a los pacientes".

El acceso al resumen en el siguiente enlace: Resumen