sábado, 30 de abril de 2011

Lista de las 5 principales recomendaciones para mejorar la atención primaria


Tal vez inspirados en una página de la lista de las 10 principales recomendaciones de David Letterman, los autores de un informe reciente presentaron una lista de las "5 principales" acciones para cada una de las disciplinas de la atención primaria medicina de familia, medicina interna y pediatría a fin de contribuir a ahorrar dinero y preservar los recursos de salud.

Ninguna de las sugerencias es particularmente nueva, y han sido validadas por los resultados de estudios; sin embargo, pocos clínicos parecen estar poniéndolas en práctica, comentó Smith.

Estas son las 5 principales recomendaciones para cada disciplina:

En el caso de la medicina de familia:
•Evitar la realización de imágenes a causa del dolor en la parte baja de la espalda durante seis semanas, a menos que se presenten señales de alarma.
•Reducir la prescripción de antibióticos contra las infecciones de los senos paranasales, pues la mayoría son virales.
•Evitar las evaluaciones cardíacas en los pacientes asintomáticos y con riesgo bajo.
•No someter a las mujeres menores de 21 años ni a aquellas que tuvieron una histerectomía por enfermedad benigna a pruebas de Papanicolau para la detección del cáncer de cuello uterino.
•Limitar las pruebas de la densidad ósea para la detección de la osteoporosis, conocidas como absorciometría dual de rayos X (dual-energy X-ray absorptiometry, DEXA), a las mujeres de 65 años y mayores y a los hombres de 70 años y mayores que, además, tengan factores de riesgo, como aquellos que ya han sufrido fracturas.

En el caso de la medicina interna:
•Postergar la realización de imágenes a causa del dolor en la parte baja de la espalda.
•No ordenar paneles de química sanguínea (un conjunto de 8 análisis de sangre para evaluar la función renal, el azúcar en sangre y otros indicadores de salud) ni urianálisis en adultos sanos y asintomáticos, ya que los perfiles lipídicos (de grasas) por sí solos arrojan la mayoría de los resultados positivos.
•Abstenerse de ordenarles evaluaciones cardíacas a los pacientes sanos.
•Recetar estatinas genéricas (fármacos para reducir el colesterol) antes que las de marca.
•Limitar las pruebas de la densidad ósea a los pacientes mayores que estén en riesgo.

En el caso de la pediatría:
•Evitar la prescripción de antibióticos contra el dolor de garganta, a menos que una prueba revele sin lugar a dudas la presencia de la bacteria Streptococcus (faringitis estreptocócica).
•Evitar la realización de pruebas por imágenes a causa de las lesiones leves en la cabeza cuando no haya factores de riesgo como la pérdida del conocimiento.
•Adoptar una actitud de espera y observación en torno a las infecciones del oído medio antes de referir al paciente donde un especialista.
•Recomendarles a los padres que no les den a sus hijos medicinas para la tos y el resfriado de venta sin receta.
•Asegurarse de que los pacientes asmáticos usen adecuadamente los corticosteroides, ya que esto reducirá los episodios de asma.

Varios de los puntos aquellos relacionados con la evaluación cardíaca, el uso excesivo de antibióticos, las pruebas de la densidad ósea y las imágenes de la parte baja de la espalda aparecieron en más de una categoría.

Pero uno de los puntos no ordenarles paneles de química sanguínea ni urianálisis a los adultos sanos y asintomáticos solo recibió el apoyo débil de los médicos practicantes que pusieron en práctica las sugerencias.

"Estos son, sin duda, aspectos importantes", comentó el Dr. Lawrence C. Kleinman, un médico de atención primaria y profesor adjunto de pediatría de la Facultad de Medicina Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, también señaló que "las listas fueron elaboradas con ciertos matices, que [es] útil e importante incorporar en la comprensión de esto".

Fuente: Archives of Internal Medicine

viernes, 29 de abril de 2011

Mayor probabilidad de automedicación en mujeres


Aproximadamente el 20% de pacientes no tomaron sus medicamentos recetasdos siendo las mujeres el grupo que estuvo más orientado hacia esta prácticas. Esta es la conclusión de una investigación desarrollada en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, la cual además vincula este hábito a la nacionalidad, el nivel de ingreso y consumo de alcohol y tabaco entre la población.

"Aparte de las connotaciones negativas generalmente asociadas con la idea de auto medicación, realmente es el método más significativo de auto cuidado de la población", explica Pilar Carrasco, autor principal del estudio y jefe del departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública, Inmunología y Microbiología en la referida casa de estudios.

De acuerdo a la investigación publicada en la revista Pharmacoepidemiology and Drug Safety, el 20,17% of los pacientes españoles usan medicamentos sin una receta médica. De estos, la mujer es la que se automedica más que los varones (prevalencia de 16,93% comparado con 14,46%).

Esta diferencia basada en el género puede ser explicada refiriéndonos a la exposición al consumo de medicamentos la cual es mayor en mujeres que en hombres. Esto es debido al hecho que "las mujeres son más propensas a sufrir alteraciones emocionales y por tanto son más vulnerables", dice Carrasco. Ella añade: "Esto podría ser además por la mayor disposición entre las mujeres a entender y atender sus síntomas".

Fuente: Plataforma SINC

viernes, 8 de abril de 2011

Lesiones en el baño: Poco conocidas


Cada año, unos 234,000 adolescentes y adultos de EE. UU. son tratados en las salas de emergencias de los hospitales por lesiones que sufren en el baño, revela un informe reciente. Los hallazgos, que aparecen en la edición del 10 de junio de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., indican que la mayoría de esas lesiones, el 80%, se deben a caídas. Según los datos de 2008, las cortaduras, los rasguños y los hematomas fueron las lesiones más comunes, al conformar el 29 por ciento de todas las lesiones en el baño. Además, las tasas de fracturas fueron más altas en los adultos a partir de los 85 años, encontraron los investigadores de los CDC.

La mayoría de accidentes en el baño involucraban a mujeres. La tasa de las mujeres fue de 121.2 por una población de 100,000, 72% más elevada que la tasa de los hombres de 70.4 por una población de 100,000, señaló el equipo. La mayoría de lesiones sucedieron dentro o cerca de la bañera o ducha (65.8 por 100,000), seguido por lesiones en o cerca del inodoro (22.5 por 100,000). La mayoría de lesiones en la bañera sucedieron al salir de ésta o de la ducha, anotaron los investigadores. Un pequeño número (5.5%) de las lesiones fueron resultado de perder el conocimiento, añadieron.

El estudio también halló que el número de lesiones aumentaba con la edad, sobre todo las que ocurrían en o cerca del inodoro. La tasa de esas lesiones iba de 4.1 por 100,000 entre los que tenían de 15 a 24 años a 266.6 por 100,000 entre las personas a partir de los 85. La mayoría de personas que acudió a la sala de emergencias tras una lesión en el baño (84.9%) fueron tratadas y dadas de alta. Apenas 13.7% fueron admitidas al hospital, según el informe. Los CDC sugieren que muchas de esas lesiones pueden evitarse con educación sobre el problema y al hacer que los baños sean más seguros.

"Las lesiones se pueden reducir con modificaciones ambientales, como colocar alfombrillas antideslizantes en la bañera o ducha y añadir agarraderas dentro y fuera de la bañera o ducha para reducir las caídas, e instalar agarraderas al lado del inodoro para un mayor respaldo, si es necesario", planteó el informe.

"Aumentar la conciencia sobre las actividades potencialmente peligrosas en el baño, junto con estos sencillos cambios ambientales, podría beneficiar a los residentes de la vivienda al reducir el riesgo de lesión", añadieron los investigadores. La Dra. Kathy Schrank, jefa de la división de medicina de emergencia en la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, aseguró que el baño es "un área de alto riesgo" donde "las personas jóvenes, al igual que las mayores, pueden resbalar y caer fácilmente". Los riesgos provienen del agua en el suelo, todas las superficies duras, los grifos sobresalientes y otros equipos. "En realidad, en el baño ninguna caída es suave", dijo.

Schrank también respalda los beneficios de "las agarraderas en lugar de barras para toallas que se desprenden si se les agarra para detener una caída". Los hallazgos del nuevo estudio fueron recopilados usando la base de datos del Programa nacional del sistema de vigilancia electrónica para todas las lesiones.

Fuente: Morbidity and Mortality Weekly Report Junio 2011

jueves, 7 de abril de 2011

Aditivo de los jabones antibacterianos se acumula en los peces


Un estudio reciente halla que un agente antibacteriano que es ingrediente de algunos jabones en barra muestra una tendencia "intensa" a acumularse en los cuerpos de los peces. El agente, el triclocarbán (TCC), es fuente de preocupaciones sobre salud ambiental debido a sus efectos potenciales que alteran las hormonas.

La bioacumulación tiene lugar cuando los peces u otros organismos ingieren ciertas sustancias químicas y no pueden metabolizar ni excretarlas con suficiente rapidez, por lo que se acumula en sus organismos. No hay evidencia de bioacumulación de TCC en los seres humanos, señalaron los investigadores. En cambio, la gente puede descomponer rápidamente el TCC y excretarlo en la orina y las heces. Pero la situación parece diferente para los peces, según sugieren los autores del estudio. Los hallazgos fueron presentados el 30 de marzo en la reunión de la Sociedad Química Estadounidense en Anaheim, California. "Debido a su uso extendido, el TCC está presente en pequeñas cantidades en el sesenta por ciento de los arroyos y ríos de los EE. UU.", aseguró en un comunicado de prensa de la Sociedad Química Estadounidense Ida Flores, líder del estudio, de la Universidad de California en Davis. "Los peces resultan expuestos al TCC comúnmente, aunque buena parte de él se elimina en plantas de tratamiento de aguas residuales".

En el estudio, Flores y sus colegas expusieron a larvas de peces a la cantidad de TCC hallada comúnmente en las vías acuáticas estadounidenses.

"Los peces acumularon TCC rápidamente", aseguró Flores. "Los niveles de TCC en los peces poco después de la exposición fueron cerca de mil veces superiores a la concentración en el agua. Hasta donde sabemos, este es el primer informe sobre la absorción y metabolismo de TCC en especies de peces. Hallamos evidencia de acumulación intensa y obtuvimos además detalles sobre cómo se metaboliza el TCC en estos animales". Las investigaciones anteriores sugieren que el TCC y otro agente antibacteriano similar, el triclosán, no evitan la propagación de enfermedades mejor que el jabón ordinario, aunque sí pueden causar alteraciones en las hormonas reproductoras, según el comunicado de prensa. La investigación ayudará a mejorar la comprensión sobre los niveles ambientales y los efectos sobre la salud del TCC, agregó Flores.

Debido a que este estudio fue presentado en una reunión, sus datos y conclusiones deben ser percibidos como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por colegas.

Fuente:
American Chemical Society 2011

miércoles, 6 de abril de 2011

Las personas deprimidas tienen dificultad para dejar de revivir malos momentos


Un nuevo estudio sugiere que las personas deprimidas sufren de una incapacidad para liberarse de los pensamientos negativos, ya que no pueden dirigir su atención a otras cosas. "Básicamente se atascan en una mentalidad en donde reviven lo que les pasó una y otra vez", dijo la coautora del estudio, Jutta Joormann, de la Universidad de Miami en un comunicado de prensa de la Asociación para la Ciencia Psicológica (Association for Psychological Science). "A pesar de que piensan 'Ay, esto no es útil, debería dejar de pensar en esto, debería continuar con mi vida', no pueden dejar de hacerlo".

Los autores del estudio dieron pruebas diseñadas para medir la flexibilidad mental a 26 personas con depresión y 27 personas que nunca habían estado deprimidas. Vieron palabras en una pantalla durante un segundo cada una y luego se les pidió que las recordaran hacia adelante o hacia atrás. Luego se les pidió que vieran palabras individuales e indicaran si se encontraban en el orden original. Las personas deprimidas tuvieron mayor dificultad realizando la tarea, especialmente si las palabras tenían un significado negativo, como "muerte" o "tristeza".

"El orden de las palabras parece trabarse en su memoria, especialmente cuando éstas son negativas", dijo Joormann.

Los que tuvieron peor desempeño también mostraron una mayor tendencia a cavilar sobre sus problemas.

Fuente:
Psychological Science 2011

martes, 5 de abril de 2011

CDC: Las conductas son más riesgosas entre los estudiantes de secundaria homosexuales y bisexuales


Según uno de los primeros y más grandes estudios nacionales sobre las conductas de los estudiantes de secundaria estadounidenses, aquellos que se identifican como homosexuales, lesbianas o bisexuales tienen más probabilidades que sus pares heterosexuales de tomar riesgos poco saludables. El estudio lo condujeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU., y se utilizaron datos de encuestas nacionales del período 2001-2009. Se halló que, en comparación con sus pares heterosexuales, los adolescentes homosexuales o bisexuales presentaban tasas más altas en cuanto al hábito de fumar, a la bebida, al consumo de drogas, a las conductas sexuales riesgosas, a las conductas suicidas y a la violencia.

"Este informe debe ser un llamado de alerta para las familias, las escuelas y las comunidades en el sentido de que es necesario trabajar mucho mejor para apoyar a estos jóvenes. Cualquier esfuerzo que se realice por promover la seguridad y la salud de los adolescentes debe tomar en cuenta las causas adicionales de estrés que experimentan estos jóvenes debido a su orientación sexual, como el estigma, la discriminación y la victimización", comentó en un comunicado de prensa de la agencia Howell Wechsler, director de la División de Adolescentes y Salud Escolar (Division of Adolescent and School Health, DASH) de los CDC. "Nos preocupa mucho que estos estudiantes enfrenten disparidades tan dramáticas por los múltiples y diversos riesgos que suponen para la salud". Los datos provienen de las Encuestas Nacionales sobre Conducta Juvenil Riesgosa (National Youth Risk Behavior Surveys) realizadas en el transcurso de la década pasada en Connecticut, Delaware, Maine, Massachusetts, Rhode Island, Vermont y Wisconsin, y en seis distritos escolares urbanos grandes (Boston, Chicago, Milwaukee, ciudad de Nueva York, San Diego y San Francisco).

Además de reunir información sobre el hábito de fumar, y el consumo de drogas y alcohol, el estudio también examinó las tasas de absentismo escolar por "temor a la violencia", el uso de condones, la condición física, la dieta buena/mala o los problemas con el control del peso, como el ayuno prolongado para bajar de peso. Los CDC hallaron que los estudiantes homosexuales o las estudiantes lesbianas tenían tasas de prevalencia más altas para siete de las 10 categorías de riesgos para la salud -- violencia, intento de suicidio, hábito de fumar, consumo de alcohol, consumo de drogas, conductas sexuales riesgosas y problemas de control del peso. Los hallazgos fueron similares para los estudiantes bisexuales, comentó la agencia.

"Para que los jóvenes prosperen en sus escuelas y comunidades, deben sentirse seguros y apoyados en los ámbitos social, emocional y físico", agregó en el comunicado de prensa Laura Kann, directora del Area de Vigilancia y Evaluación de la Investigación (Surveillance and Evaluation Research Branch) de la DASH. "Las escuelas y las comunidades deben tomar medidas concretas para promover entornos saludables para todos los estudiantes, como la prohibición de la violencia y del hostigamiento, crear espacios seguros donde los jóvenes puedan recibir apoyo de adultos comprensivos, y mejorar la educación en salud y los servicios de salud para satisfacer las necesidades de la juventud lesbiana, homosexual y bisexual".

Fuente:
Comunicado de prensa 2011 - Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.

lunes, 4 de abril de 2011

Los viajes largos dificultan las relaciones de pareja


En una economía difícil, muchas personas se encuentran tomando trabajos que requieren un largo viaje, pero una nueva investigación sugiere que puede haber un alto precio personal a pagar por esa decisión. De hecho, un investigador de Suecia encontró que aquellos que viajan largas distancias hacia el trabajo tienen más probabilidades de separarse de su cónyuge o pareja que las que trabajan más cerca de la casa.

Erika Sandow, una geógrafa social en la Universidad de Umea, evaluó estos largos desplazamientos en Suecia y sus efectos en los ingresos y en las relaciones. En el análisis de más de 2 millones de adultos que estaban casados o vivían con una pareja, Sandow encontró que aquellos que viajan largas distancias, de hecho, tenían acceso a más empleos y mejores oportunidades de carrera, pero no sin sacrificios dentro del hogar. Entre sus conclusiones, Sandow señaló que el 11 por ciento de los estudiados pasó por lo menos 90 minutos viajando todos los días (ida y vuelta). Los resultados también revelaron que un gran porcentaje de viajeros de larga distancia tienen niños pequeños y sus familias tienen raíces en su comunidad. Sin embargo, una vez comienzan la rutina de un largo viaje, la mayoría se quedan en ella. De hecho, más de la mitad de los que realizan viajes de larga distancia al trabajo habían estado haciéndolo durante al menos cinco años, informó.

Aunque las personas se adaptan a este tipo de viajes con el tiempo, muchas relaciones no sobreviven a este largo recorrido. El estudio de Sandow encontró que los viajeros de larga distancia son 40% más propensos a separarse que otras parejas, sobre todo en los primeros años de los largos viajes.

El género también entra en juego, dijo Sandow. La mayoría de los viajeros de larga distancia son hombres y sus parejas tienden a ganar menos dinero, señaló Sandow, agregando que las mujeres suelen trabajar a tiempo parcial o tener puestos trabajo más cerca de casa con el fin de poder recoger a los niños en la guardería. Como resultado, encontró que muchas mujeres están ganando menos y todavía tienen que asumir el papel principal como encargadas del cuidado de la familia y los niños.

Si bien las mujeres que realizaron viajes largos también mostraron tener más oportunidades y mejores salarios que las que no, estudios anteriores han demostrado que es más probable que se sientan estresadas, presionadas por el tiempo y menos exitosas en sus trabajos, en comparación con sus pares masculinos, indicó Sandow en un comunicado de prensa de la universidad.

Los resultados deberán ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada.

Fuente: Universidad de Umea 2011

domingo, 3 de abril de 2011

Los videojuegos violentos se han relacionado con aumento de agresividad


Los videojuegos violentos desencadenan agresividad entre las personas que los utilizan, según un nuevo estudio de la Universidad de Missouri. Estos jugadores mostraron una mayor hostilidad debido a que sus cerebros se habían vuelto menos sensibles, o insensibles, a la violenciauna respuesta que los investigadores vincularon a mayor agresividad.

"Desde una perspectiva psicológica, los videojuegos son excelentes herramientas para la enseñanza, ya que recompensan a los jugadores por ciertos tipos de comportamiento. Lamentablemente, en muchos juegos de video populares, el comportamiento es la violencia", dijo en un comunicado de prensa el coautor del estudio, Bruce Bartholow, profesor asociado de psicología en la Escuela de Arte y Ciencia de la Universidad de UM. Aunque otros estudios han relacionado la desensibilización de los jugadores a la violencia con mayor agresividad, este estudio es el primero en demostrar causa y efecto, según los investigadores.

El estudio publicado en la revista Journal of Experimental Social Psychology, los investigadores instruyeron a 70 adultos jóvenes a jugar ya sea un video juego violento o no violento durante 25 minutos. A continuación, sus respuestas cerebrales fueron medidas mientras observaron dos grupos de fotografíasun grupo neutral (como un hombre montando bicicleta) y otro violento (como un hombre apuntando una pistola en la boca de otro hombre).

El estudio encontró que los participantes asignados a ver un videojuego violento tuvieron una disminución de la respuesta violenta a las fotosun indicador de que su cerebro se había vuelto insensible a la violencia. Sin embargo, los investigadores señalaron que los participantes que tenían experiencia previa con los videojuegos violentos antes del estudio mostraron pequeñas respuestas cerebrales a las fotos violentas, independientemente de cuál tipo de videojuego se les había asignado.

"Es posible que estas personas estén tan desensibilizados a la violencia por jugar de forma habitual videojuegos violentos, que una exposición adicional a éstos tiene muy poco efecto en sus respuestas cerebrales", dijo Bartholow, añadiendo que existen otros factores a considerar. Los investigadores también descubrieron que una respuesta cerebral reducida a la violencia predijo los niveles de agresividad de los jugadores: Mientras más débil la respuesta cerebral a las fotos violentas, mayor agresividad en los participantes. En esta parte del estudio, a los jugadores se les asignó una tarea competitiva que les permitió usar una explosión de ruido en contra de su oponente. La fuerza con que los jugadores hicieron el ruido contra su rival fue la medida que se utilizó para determinar su nivel de agresividad.

El estudio encontró que los que jugaron alguno de los populares juegos, "Call of Duty," "Hitman," "Killzone" y "Grand Theft Auto," fueron quienes realizaron las mayores explosiones de ruido en contra de sus oponentes, en comparación con aquellos que habían jugado videojuegos no violentos. Los investigadores concluyeron que estudios futuros deberán centrarse también en formas de controlar los efectos de la violencia en los medios, especialmente entre los niños, cuyos cerebros en desarrollo podrían acostumbrarse a un comportamiento violento.

Fuente: Universidad de Missouri 2011

sábado, 2 de abril de 2011

Un grupo de pediatras critica a las bebidas energéticas y deportivas para los niños


Aunque las bebidas deportivas y las energéticas se mercadean de forma intensa para niños y adolescentes, una destacada asociación de pediatras da voz a una alarma sobre estas bebidas para niños. Los niños pequeños y los adolescentes deben evitar esas bebidas completamente, según un informe publicado el lunes por la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics), y el consumo rutinario de bebidas deportivas debe ser limitado o eliminarse. "No hay lugar para las bebidas energéticas para niños", aseguró la coautora del informe, la Dra. Marcie Beth Schneider, médica de adolescentes de Greenwich, Connecticut. "Hay lugar para las bebidas deportivas, pero es un lugar muy específico".

Las bebidas energéticas incluyen marcas populares como Red Bull, AMP y Rockstar, y tienden a tener mucha cafeína, potencialmente varias veces el nivel de cafeína que se encuentra en una taza de café. Los fabricantes con frecuencia añaden azúcar y estimulantes herbales como la guaraná y la taurina a las bebidas, que son populares entre los niños. La cafeína y los estimulantes herbales que se encuentran en las bebidas energéticas pueden ser peligrosos para los niños, señalaron los investigadores. Algunas latas o botellas de bebidas energéticas pueden, de hecho, contener más de 500 mg de cafeína, equivalente a la cafeína de catorce botellas de refresco cafeinado, según Schneider. La cafeína de las bebidas energéticas puede llevar a hipertensión, una tasa cardiaca elevada e insomnio, advirtió Schneider. Los otros ingredientes pueden aumentar la potencia de la cafeína, apuntó. Añadió que las bebidas tendrán un efecto mayor sobre los niños porque tienen un menor tamaño que los adultos.

"Los niños no las necesitan", afirmó. "No se trata de algo que deban beber".

Schneider no quiso identificar ninguna bebida energética que podría ser mejor que otras para los niños que insisten en beberlas. Si los niños usan bebidas energéticas porque están cansados, aconsejó que descansen más en lugar de consumir cafeína. "No es una solución", enfatizó. Los fabricantes de Red Bull defendieron su bebida, al decir que tiene más o menos la misma cafeína que una taza de café, y que incluye ingredientes que han sido declarados seguros por las autoridades sanitarias europeas. Sin embargo, los usuarios de bebidas energéticas podrían consumirlas con mayor rapidez que el café caliente, porque se sirven frías. Los autores del informe actual y de un estudio publicado en la revista Pediatrics el pasado febrero apuntaron a estadísticas que muestran que alrededor de la mitad de las 5,448 sobredosis de cafeína reportadas en el país en 2007 se dieron en personas menores de 19 años, aunque no se sabe cuántos de los casos fueron resultado del consumo de bebidas energéticas.

El estudio también reportó que muchos adolescentes consideran que las bebidas energéticas y las deportivas son intercambiables, y esto no es así. Las bebidas deportivas como Gatorade, diseñadas para reemplazar el agua y los electrolitos que se pierden en el ejercicio, han estado disponibles durante décadas, aunque ahora hay una mayor selección de sabores y tipos. El informe las critica por contener demasiadas calorías y por aumentar potencialmente el riesgo de obesidad, aumento de peso y caries. Schneider señaló que a la mayoría de los niños les irá igual de bien al beber agua. Sin embargo, "los niños que hacen mucha actividad aeróbica vigorosa se pueden beneficiar de las bebidas deportivas", comentó. "Pero a los demás ciertamente no les resulta necesario que se las sirvan con el almuerzo. Queremos que los niños se enfoquen en el agua y el calcio".

Si los niños insisten en las bebidas deportivas, Schneider apuntó que se pueden considerar los tipos bajos en calorías.

Fuente: Pediatrics 2011

viernes, 1 de abril de 2011

Farmacovigilancia (1)


Los medicamentos son desarrollados para ayudar en la mejora y prolongación de la vida (calidad y cantidad de vida), sin embargo, en su uso existen riesgos por lo que existen personas que se benefícian de sus efectos y otras que se perjudican con los mismos. Estos efectos inesperados perjudiciales se les conoce como Reacciones Adversas a los Medicamentos (RAM).

¿Cuales son las causas de RAM?

Un número considerable de las RAM se deben, de un lado, a la utilización de un modo no racional de los medicamentos y por otro lado, por falla humana, siendo por ende inevitables. Las causas Las principales son:

- Diagnóstico erróneo. - Prescripción de un medicamento equivocado. - Prescripción de una dosis equivocada del medicamento correcto. - Dispensanción de un medicamento equivocado. - Trastornos propios del paciente. - Automedicación no asistida. - No adherencia al tratamiento prescrito. - Interacciones entre medicamentos.

Pese a todos los esfuerzos que se hacen para evitar las situaciones antes referidas, cabe señalar que todos los medicamentos tienen efectos colaterales, algunos de los cuales pueden ser perjudiciales. No es posible actualmente predecir con certeza los efectos de los medicamentos. Todos los medicamentos tienen un riesgo.

Las actividades que permiten reducir el riesgo de los medicamentos deben estar enfocadas en asegurar la buena calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos, su prescripción, dispensación, y el control de medicamentos falsificados.

En relación con la buena calidad, nos enmarcamos en los requerimientos de Buenas Prácticas de Manufactura y para los importadores de medicamentos, las Buenas Prácticas de Almacenamiento (las mismas que deberían cumplirse en los establecimiento de salud como comentamos anteriormente en Almacenamiento de Medicamentos (1) y Almacenamiento de Medicamentos (2)

Con relación a la seguridad y eficacia, los sistemas de farmacovigilancia deben cada vez ir mejorando en sus sistemas de reporte, los mismos que deben estar disponibles en soporte de papel como en soporte electrónico y además, tal como ocurre en países como Inglaterra, dar opción a que el usuario también pueda hacer el reporte.

Las Buenas Prácticas de Prescripción y Buenas Prácticas de Dispensación son los pilares fundamentales donde se deben basar las acciones de Médicos y Farmacéuticos. En las primeras, la redacción de la receta usando DCI es básico. Al respecto, cabe mencionar que en el Perú, se acaba de aprobar recientemente la escala de multas por no hacer las prescripciones usando el DCI.

¿Qué se viene trabajando en nuestros paises en los sistemas de farmacovigilancia?¿Qué se viene trabajando con los pacientes de modo directo para que contribuyan con el sistema?¿Qué medidas se toman con los reportes que se vienen obteniendo?