lunes, 4 de abril de 2011

Los viajes largos dificultan las relaciones de pareja


En una economía difícil, muchas personas se encuentran tomando trabajos que requieren un largo viaje, pero una nueva investigación sugiere que puede haber un alto precio personal a pagar por esa decisión. De hecho, un investigador de Suecia encontró que aquellos que viajan largas distancias hacia el trabajo tienen más probabilidades de separarse de su cónyuge o pareja que las que trabajan más cerca de la casa.

Erika Sandow, una geógrafa social en la Universidad de Umea, evaluó estos largos desplazamientos en Suecia y sus efectos en los ingresos y en las relaciones. En el análisis de más de 2 millones de adultos que estaban casados o vivían con una pareja, Sandow encontró que aquellos que viajan largas distancias, de hecho, tenían acceso a más empleos y mejores oportunidades de carrera, pero no sin sacrificios dentro del hogar. Entre sus conclusiones, Sandow señaló que el 11 por ciento de los estudiados pasó por lo menos 90 minutos viajando todos los días (ida y vuelta). Los resultados también revelaron que un gran porcentaje de viajeros de larga distancia tienen niños pequeños y sus familias tienen raíces en su comunidad. Sin embargo, una vez comienzan la rutina de un largo viaje, la mayoría se quedan en ella. De hecho, más de la mitad de los que realizan viajes de larga distancia al trabajo habían estado haciéndolo durante al menos cinco años, informó.

Aunque las personas se adaptan a este tipo de viajes con el tiempo, muchas relaciones no sobreviven a este largo recorrido. El estudio de Sandow encontró que los viajeros de larga distancia son 40% más propensos a separarse que otras parejas, sobre todo en los primeros años de los largos viajes.

El género también entra en juego, dijo Sandow. La mayoría de los viajeros de larga distancia son hombres y sus parejas tienden a ganar menos dinero, señaló Sandow, agregando que las mujeres suelen trabajar a tiempo parcial o tener puestos trabajo más cerca de casa con el fin de poder recoger a los niños en la guardería. Como resultado, encontró que muchas mujeres están ganando menos y todavía tienen que asumir el papel principal como encargadas del cuidado de la familia y los niños.

Si bien las mujeres que realizaron viajes largos también mostraron tener más oportunidades y mejores salarios que las que no, estudios anteriores han demostrado que es más probable que se sientan estresadas, presionadas por el tiempo y menos exitosas en sus trabajos, en comparación con sus pares masculinos, indicó Sandow en un comunicado de prensa de la universidad.

Los resultados deberán ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada.

Fuente: Universidad de Umea 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario