viernes, 14 de enero de 2011

Consecuencias de suspender terapia antirretroviral contra VIH


Los pacientes con VIH que retoman los antirretrovirales tras un intervalo tendrán una recuperación limitada de células T CD4 y más riesgo de sufrir complicaciones oportunistas y morir, según resultados de un ensayo realizado en Suiza. Por lo menos dos estudios previos (SMART y Staccato) habían demostrado que la interrupción episódica de la terapia antirretroviral, o ART en inglés, guiada por el conteo de células T CD4 elevaba el riesgo de sufrir complicaciones y muerte, pero la duración de ambos estudios fue relativamente corta (22 y 16 meses).

El equipo del doctor Manuel Battegay, del Hospital Universitario de Basilea, evaluó el efecto de la interrupción de la ART en 2.491 pacientes durante siete años, según publica la revista AIDS. El nuevo ensayo denominado Swiss HIV Cohort Study dividió a los pacientes en tres grupos:

-Grupo A: suspendió la ART de manera intermitente durante por lo menos un mes en el seguimiento (1.271 pacientes, o el 51%).

-Grupo B: continuó la ART sin interrupción, pero de intermitentemente con valores de ARN de VIH-1 en sangre elevados, es decir, más de 1.000 copias/mL (469 pacientes, el 19%).

-Grupo C: recibió ART continua y con buena respuesta virológica, es decir, con ARN de VIH-1 en sangre por encima de 1.000 copias/mL en todas las mediciones más allá de los seis meses tras iniciar la ART (751 pacientes, el 30%).

Más de tres cuartos de los pacientes de los grupos B (el 76,3%) y C (el 87,3 por ciento) lograron un nivel de células T CD4 por encima de 350/microlitro, comparado con apenas el 63% de los pacientes del grupo A. Muchos más pacientes de los grupos B (el 55,8%) y C (el 68%) que del grupo A (el 37,2%) tenían células T CD4 por encima de 500/microlitro.

En los pacientes que suspendieron por lo menos una vez la ART, el aumento de las CD4 dependió sólida e inversamente de la duración acumulativa de la interrupción de la ART. La tasa de complicaciones oportunistas de categorías B y C de los CDC fue mucho más alta en los pacientes que interrumpieron la ART (grupo A) que en los que no interrumpieron la terapia (grupos B y C); esas complicaciones incluyeron linfoma no Hodgkin, neumonía por Neumocistis jirovenci e infecciones por Cándida.

La tasa de mortalidad por VIH fue más baja en el grupo C (dos de cada 1.000 personas/años) que en los grupos A y B (3,9 y 3,5 de cada 1.000 personas/años). La mortalidad general por 1.000 personas-años fue significativamente menor en el grupo B (9,7) y C (8,2) que en el grupo A (19,6). "Los resultados respaldan la idea de que se debe desalentar a los pacientes a suspender la ART", concluyó el equipo.

"En cuanto a estos resultados clínicos, sería esencial iniciar la terapia ART precozmente, no interrumpir el tratamiento y llevar el ARN del VIH-1 a valores lo más bajos posibles", añadieron los autores.

El acceso al resumen en el siguiente enlace: Resumen

jueves, 13 de enero de 2011

No todos los análogos de insulina son iguales contra la diabetes


Algunos regímenes con análogos de la insulina ayudarán a hasta dos tercios de los diabéticos tipo 2 a mantener la hemoglobina A1C por debajo del 7 por ciento, pero otros darán resultado en muchos menos pacientes.

Un metaanálisis de 16 ensayos randomizados controlados halló que los análogos basales de insulina ayudaban a muchos menos pacientes que los análogos prandiales o bifásicos a alcanzar el nivel meta de A1C. Por otro lado, la insulina basal causa menos hipoglucemia y aumento de peso que la bifásica.

"La mejor tasa de rendimiento se obtiene con un régimen basal-bolo que con insulina bifásica, sin más riesgo de desarrollar hipoglucemia o de engordar", escribe en la revista Diabetes Care el equipo del doctor Darío Giugliano, de la Segunda Universidad de Nápoles, en Italia. Pero, ¿qué es lo mejor para un paciente? "Es la pregunta más importante, pero la respuesta es 'depende'", respondió Giugliano.

"No existiría un régimen con insulina que, a priori, ayude a todos los diabéticos. Los médicos deben encontrar el más indicado para cada paciente, en cada estadio de la enfermedad y con el menor riesgo de hipoglucemia", indicó.

Los diabéticos tipo 2 que no pueden alcanzar los niveles meta de A1C con la dieta, el ejercicio y los fármacos orales cada vez usan más análogos de la insulina. Los ensayos seleccionados incluyeron a 7.759 pacientes. La mayoría había sido multinacional y con fondos de la industria. Todos habían sido abiertos, durante entre tres y 36 meses y con pacientes de unos 58 años; el nivel promedio de A1C al inicio del estudio había sido del 8,6 por ciento.

El equipo halló que una mayor posibilidad de alcanzar el nivel meta de A1C (por debajo del 7 por ciento) con la insulina bifásica y prandial que con la insulina basal. Aun así, la insulina bifásica estuvo asociada con más casos de hipoglucemia (diferencia promedio de 0,34 casos por paciente en 30 días) y aumento de peso.

Pero el equipo destaca que la incidencia promedio de hipoglucemia en todas las comparaciones fue baja (0,4 casos por paciente en 30 días), mientras que el aumento de peso se limitó a 1 kilo con la insulina bifásica y a 1,94 kilos con la insulina prandial. No hubo diferencia en cuanto al aumento de peso entre la insulina bifásica y prandial y la combinación basal-bolo. A diferencia de la insulina bifásica, el régimen basal-bolo aumentó la posibilidad de alcanzar el nivel meta de A1C, sin causar más hipoglucemia o aumento de peso.

Según el equipo, en términos absolutos, el régimen basal-bolo fue el mejor para alcanzar el nivel meta de A1C: un 63,5 por ciento de los pacientes tratados con ese régimen alcanzó niveles de hemoglobina A1C por debajo del 7 por ciento. Las limitaciones del metaanálisis incluyeron una gran heterogeneidad en algunas comparaciones, aunque, en la mayoría de los casos, los resultados fueron "cualitativamente similares". No hubo pruebas de sesgo de publicación. En la mayoría de los estudios analizados, el seguimiento fue corto, lo que impide sacar conclusiones firmes sobre la efectividad de largo plazo de los regímenes.

"Se necesitan más estudios sobre el efecto de los análogos de la insulina en las complicaciones diabéticas en el largo plazo", agrega el equipo.

Fuente: Diabetes Care

miércoles, 12 de enero de 2011

Relacionan la 'adicción' a los videojuegos con la depresión y la ansiedad en niños


La adicción a los videojuegos entre niños y adolescentes podría llevar al desarrollo de trastornos psicológicos como la depresión, afirman investigadores.

El nuevo estudio encontró que los niños que son más propensos a volverse adictos a los videojuegos (lo que los investigadores llaman jugar videojuegos "patológicamente") son los que pasan mucho tiempo jugándolos, tienen problemas para encajar con otros niños y son más impulsivos que los niños no adictos. En cuanto se vuelven adictos a los videojuegos, los niños son más propensos a deprimirse, a sufrir ansiedad u otras fobias sociales. No sorprende, entonces, que los niños adictos a los videojuegos experimentaron un descenso en su rendimiento escolar.

"A partir de otros estudios sabíamos que la adicción a los videojuegos se parece a otras adicciones. Pero lo que no estaba claro es qué sucedía luego. Los juegos podrían ser un problema secundario. Tal vez los niños que son socialmente torpes, a quienes no les va bien en la escuela, se deprimen y entonces se refugian en los videojuegos. En realidad no sabíamos si los juegos eran importantes en sí, o qué ponía a los niños en riesgo de adicción", apuntó Douglas A. Gentile, profesor asociado de psicología de la Universidad Estatal de Utah en Ames.

El estudio no sólo reveló los factores de riesgo del juego patológico, "la sorpresa real vino de observar los resultados, porque habíamos supuesto que la depresión podía ser el problema real", explicó Gentile. "Pero encontramos que en los niños que comenzaban a jugar patológicamente, la depresión y la ansiedad empeoraban. Y cuando dejaban de jugar, la depresión se iba. Tal vez estos trastornos [coexistan], pero los juegos parecen empeorar el problema".

Los resultados del estudio aparecen en línea y se publicarán en la edición de febrero de la revista Pediatrics. El estudio incluyó a 3,034 niños y adolescentes de Singapur. 743 estaban en tercer curso, 711 en cuarto, 916 en séptimo y 664 en octavo. Los niños provenían de seis escuelas primarias y seis secundarias. A cinco de las escuelas participantes sólo asistían chicos. Casi 2,200 de los participantes del estudio eran de sexo masculino.

Los niños, aunque no sus padres ni profesores, fueron encuestados anualmente de 2007 a 2009. El 83% de los voluntarios del estudio reportaron jugar videojuegos a veces, y otro diez por ciento dijo que habían jugado videojuegos antes. El tiempo promedio que pasaban jugando videojuegos era de 20.5 a 22.5 horas por semana.

Pero Gentile señaló que "jugar muchos videojuegos no es lo mismo que ser adicto. Algunos niños pueden jugar mucho sin que tenga un efecto sobre sus vidas. Podría ser adicción cuando se observan otras áreas de la vida del niño en que sufre. Los padres podrían notar que un niño no tiene los mismos amigos ya, o que juega videojuegos en su habitación todo el tiempo. O tal vez el rendimiento escolar sufra", comentó.

En el estudio, alrededor de nueve por ciento de los niños encuestados calificaban como jugadores patológicos de videojuegos, y Gentile señaló que esa cifra es bastante coherente con el índice de juego patológico de la población de EE. UU. Jugar videojuegos más de treinta horas por semana, la falta de competencia social, empatía inferior al promedio y una mayor impulsividad contribuían a la adicción, encontraron los investigadores. Gentile apuntó que los investigadores no están seguros de cómo los juegos contribuyen a la depresión, la ansiedad y otras fobias sociales, pero en este estudio "jugar precede a la depresión. No sabemos si en realidad es causal, pero jugar tiene un efecto propio, y no se puede simplemente ignorar el juego y tratar la depresión", apuntó.

Aunque jugar videojuegos patológicamente parece compartir varias características con otras conductas de adicción, como las apuestas patológicas, los investigadores señalaron que las "apuestas patológicas" aún no se han establecido como trastorno psicológico. "Participar mucho en videojuegos puede hacerse adictivo, y los padres deben ser cautos sobre cuántas horas juegan los niños", aconsejó el Dr. Richard Gallagher, director del Instituto de la Crianza del Centro de Estudios Infantiles de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad. "En este estudio, parece que los niños que jugaban menos de 19 horas por semana no lo hacían de forma patológica, así que no más de dos horas al día", sugirió.

Pero Gallagher también enfatizó que el tiempo que pasan jugando es menos importante que el efecto de los juegos sobre el niño. "Si los juegos los atraen tanto que no participan en otras cosas, o hablan sobre los juegos y nada más, tal vez haya un problema", comentó. Tanto Gallagher como Gentile dijeron que el hallazgo de que los videojuegos pueden conducir a un peor rendimiento escolar probablemente se deba al tiempo que consumen. "Jugar se toma un tiempo que podría pasarse en actividades con un beneficio educativo", dijo Gentile.

Gentile también recomienda no más de dos horas de "tiempo de pantalla" al día, lo que concuerda con las directrices de la Academia Estadounidense de Pediatría. Y el tiempo frente a pantalla incluye la televisión, la computadora, los videojuegos e incluso los últimos reproductores de música y teléfonos electrónicos que tienen funciones parecidas a las computadoras.

Fuente: Healthday

martes, 11 de enero de 2011

FDA reduce la cantidad de acetaminofeno permitida en analgésicos


Las autoridades sanitarias de EE.UU. anunciaron el jueves que reducirán la cantidad máxima de acetaminofeno (paracetamol) permitida en productos opiáceos de venta con receta médica, tales como Vicodin y Percocet, debido a informes de daño hepático grave.

Durante un periodo de tres años, el umbral máximo de acetaminofeno en los medicamentos que contienen opiáceos de venta bajo receta como la codeína se fijarán en 325 miligramos por dosis. En estos momentos, estos productos pueden contener hasta 750 miligramos de acetaminofeno, señaló durante una conferencia de prensa el jueves la Dra. Sandra Kweder, subdirectora de la Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU.

La FDA también hará obligatorio que esas combinaciones de productos recetados incluyan una advertencia de "recuadro negro" en la etiqueta para alertar a los usuarios del potencial de daño hepático. "Estamos dando un paso importante en la estrategia general de la agencia para reducir el riesgo de daño hepático intencional y no intencional que puede producirse si un paciente toma demasiado del analgésico común acetaminofeno", apuntó Kweder. "Aunque hay que aclarar que cuando se toma según las indicaciones, el acetaminofeno es un producto muy seguro. Nuestro objetivo es hacerlo aún más seguro". Los pacientes que ya toman estos medicamentos no deberían dejar de tomarlos sin antes consultar con un médico, subrayó. "No existe una amenaza inmediata para los pacientes, incluso a dosis más altas", señaló.

Las nuevas acciones no afectan los productos de venta libre que contienen acetaminofeno como Tylenol y Nyquil, aunque Kweder señaló que la agencia está considerando tomar medidas también en esa área.

En estos momentos, los productos de venta libre pueden contener hasta 500 miligramos del ingrediente con un límite de cuatro dosis por periodo de 24 horas. Estos productos ya contienen advertencias de posibles daños hepáticos en la etiqueta.

La sobredosis de estos productos combinados de venta bajo receta representan casi la mitad de todos los casos de daño hepático relacionados con el acetaminofeno en Estados Unidos, según el Dr. Gerald Dal Pan, director de la Oficina de Vigilancia y Epidemiología del CDER. "Muchos de [los casos de daño hepático] resultan en insuficiencia hepática o muerte", agregó. Muchos de los 800 casos de lesión hepática relacionados con acetaminofeno que tienen lugar en Estados Unidos cada año ocurren porque una persona toma dos productos de acetaminofeno a la vez, con frecuencia para dos afecciones distintas tales como dolor de espalda y migraña, y esto puede exceder el límite recomendado, apuntó. El acetaminofeno combinado con alcohol también puede ser peligroso.

Aunque los medicamentos de venta libre que contienen acetaminofeno detallan claramente sus ingredientes, los productos con receta son menos claros. Muchos pacientes podrían no saber que el medicamento que toman contiene acetaminofeno y con frecuencia no se les advierte que deben evitar otros productos con acetaminofeno.

Unos 200 millones de recetas de acetaminofeno y productos opiáceos se dispensaron en 2008, apuntó Kweder, que agregó que las versiones de menor dosis de los medicamentos "no serán menos eficaces". Estas últimas medidas siguen el consejo que emitió el comité asesor de expertos de la FDA en junio de 2009.

La FDA anima a los pacientes a:

•Leer cuidadosamente todas las etiquetas de los medicamentos recetados y de venta libre y a preguntar si su medicamento recetado contiene acetaminofeno.
•No tomar más de un producto que contenga acetaminofeno a la vez y eso incluye a los medicamentos de venta libre.
•No tomar más de la cantidad máxima permitida de 4 gramos, o 4,000 miligramos, de acetaminofeno al día.
•Evitar el consumo de alcohol mientras se tome acetaminofeno.
•Dejar de tomar acetaminofeno y a buscar ayuda médica de inmediato si tiene reacciones alérgicas tales como erupción cutánea, comezón, hinchazón de la cara y/o dificultad para respirar.
•Buscar ayuda médica de inmediato si cree que ha tomado más de la dosis recomendada de acetaminofeno.

Fuente:
FDA

lunes, 10 de enero de 2011

Escáneres cerebrales muestran que el amor matrimonial puede perdurar


¿Se recuerda de la intensidad de perder la cabeza por amor? ¿Siente a veces que el paso de los años, todas esas tareas del hogar y las exigencias de criar una familia y trabajar, han apagado su pasión por su cónyuge?

Una investigación reciente que usó escáneres cerebrales sugiere que algunas parejas casadas mantienen esa pasión y romance durante décadas o más. Cuando ven una fotografía de su amado, los cerebros de las parejas casadas durante diez o más años que se consideran "intensamente" enamoradas de sus cónyuges se activan de forma similar a los escáneres de las parejas recién enamoradas. Los 17 participantes del estudio no sólo estaban felizmente casados, señaló el coautor del estudio Arthur Aron, profesor de psicología de la Universidad de Stony Brook en Nueva York. Se trataba de cónyuges que no podían dejar de tocarse a pesar de haber estado casados en promedio durante más de 21 años.

"Nos contaron cosas como que volvían locos a sus amigos, por estar siempre en contacto físico", señaló Aron. "Hablamos de personas que tienen una conexión muy intensa, inmensas cantidades de vivacidad y pasión físicas. Es el tipo de cosa que la gente piensa es imposible, una locura. Nuestros datos sugieren que es real". El estudio aparece en una edición en línea reciente de la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience.

Los participantes del estudio habían respondido a un anuncio que preguntaba: "¿Sigue usted locamente enamorado de su pareja de mucho tiempo?". Los investigadores los evaluaron usando varios cuestionarios que preguntaban sobre la frecuencia sexual (un promedio de 2.2 veces por semana) y hasta qué punto su cónyuge era la persona más importante de sus vidas y cómo respondía su cuerpo cuando estaban cerca de su cónyuge. Las diez mujeres y siete hombres se sometieron entonces a una IRM funcional mientras veían una serie de fotografías que incluían al objeto de sus afectos, un amigo cercano de mucho tiempo, un conocido de mucho tiempo, y un conocido de poco tiempo. Los escáneres cerebrales mostraron que el área ventral tegmental y el estriado dorsal se iluminaban cuando los participantes observaban la fotografía de su cónyuge. Estudios anteriores han mostrado que esas regiones del cerebro, ricas en dopamina y que se asocian con la recompensa y la motivación, también se iluminan en parejas cuando se enamoran por primera vez, así como cuando la gente inhala cocaína.

"Estas personas no se están engañando a sí mismas. Parecen tener la misma experiencia que las persona recién enamoradas", apuntó Aron. Los participantes locamente enamorados desde hacía tiempo también mostraron más activación en regiones del cerebro asociadas con la vinculación materna y la vinculación en pareja, dijo Aron. La frecuencia sexual se asoció con una mayor actividad en el hipocampo posterior, un área implicada en el hambre y el deseo. Pero los casados hacía tiempo diferían en al menos una forma sustancial de los recién casados. Áreas del cerebro asociadas con la obsesión y la ansiedad se iluminaban con menos frecuencia que en los escáneres de las nuevas parejas. En vez de ello, áreas cerebrales asociadas con la calma estaban más activas, comentó Aron.

Robert Epstein, psicólogo investigador de San Diego, California, que se especializa en el amor y las relaciones, expresó cierto escepticismo sobre los hallazgos. En el estudio participaron pocos participantes, y los investigadores tal vez exageraron sus conclusiones, apuntó. Dado que los participantes fueron evaluados en un solo momento, el estudio tal vez sugiera que es posible enamorarse de nuevo, en lugar de mostrar que es posible mantener ese "nuevo amor" durante años y años. Las relaciones pueden pasar por momentos difíciles, señaló. La felicidad tiende a disminuir cuando las parejas tienen hijos. Cuando los hijos crecen y salen del hogar, algunas parejas experimentan un renacimiento de la relación, que podría ser lo que sucede con las parejas del estudio, dijo.

"No sabemos si estas personas estaban enamoradas continua e intensamente", cuestionó Epstein. "Lo que sucede con frecuencia en las relaciones es que las personas se enamoran intensamente, y luego las cosas empeoran. Luego, los niños crecen, tienen una segunda luna de miel, y pueden volver a experimentar el mismo amor intenso. No es una continuación de esos nuevos sentimientos, es una nueva presentación de los mismos". Y a las parejas a largo plazo que se consideran relativamente felices y satisfechas pero no necesariamente locamente enamoradas no les gusta escuchar sobre parejas que siguen teniendo un deseo ardiente por su cónyuge, añadió.

"Una de las formas en que la gente se siente bien consigo misma es comparándose con los demás, así que este no es un mensaje que la gente desea escuchar, al principio", apuntó Aron. "Incluso a mi esposa y a mí nos resultó un poco difícil".

En el siguiente enlace, el acceso al portal de la revista

domingo, 9 de enero de 2011

Detección de depresión en estudiantes universitarios

Un estudio reciente informa que entre los estudiantes que acuden a los centros de salud universitarios por problemas físicos, entre la quinta y la cuarta parte están deprimidos, pero la afección no se diagnostica con frecuencia porque la mayoría de estos centros no evalúa la depresión. Los investigadores también hallaron que entre el 2 y el 3 por ciento de estos estudiantes deprimidos tenían pensamientos suicidas o habían considerado el suicidio.

"La evaluación de la depresión es algo sencillo, sabemos que funciona y puede salvar vidas. Se debe hacer a cada estudiante que visite un centro de salud", dijo el autor principal el Dr. Michael Fleming, profesor de medicina familiar y comunitaria de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en un comunicado de prensa de la universidad. Fleming y sus colegas encuestaron a 1,622 estudiantes que acudieron a centros de salud de las Universidades de Washington, Wisconsin y de la Universidad de British Columbia. Los hallazgos del estudio aparecen en la edición de enero de la American Journal of Orthopsychiatry.

La evaluación de la depresión es algo muy sencillo, según Fleming. Mientras esperan para ser atendidos en el centro de salud, los estudiantes pueden responder siete preguntas sobre la depresión que inmediatamente se pueden incluir en su registro electrónico de salud. Durante la cita, el proveedor de atención de la salud puede abordar cualquier problema de tristeza o depresión.

Las consecuencias de no identificar y tratar a los estudiantes con depresión pueden ser graves e incluso mortales. "Estos jóvenes podrían abandonar la universidad porque están muy tristes, o hacerse daño, o matarse consumiendo alcohol u otras drogas", señaló Fleming.

Anotó que los estudiantes universitarios podrían enfrentarse a muchos retos. Cuando obtienen una mala calificación o tienen problemas con su pareja, se pueden deprimir.

"Si no se aprovecha para evaluar en cada visita [al centro de salud], los perjudicados serán los mismos muchachos", sentenció Fleming.

El acceso al resumen en el siguiente enlace

sábado, 8 de enero de 2011

La asesoría por teléfono y por internet ayuda a dejar de fumar


El asesoramiento telefónico personalizado, junto con una guía en la web, pueden ayudar, según un estudio realizado en Estados Unidos.

Aproximadamente uno de cada cinco adultos en ese país fuma, y la mitad de ellos morirá por este hábito, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que también estima que el tabaquismo cuesta a la economía 183.000 millones de dólares cada año. Los fumadores que recibieron asesoramiento experimentado y participaron en programas para dejar de fumar en la red duplicaron la tasa de abandono del hábito tras 18 meses frente a los que sólo utilizaron el programa en internet. Estos fueron los resultados que arrojó un estudio encabezado por Amanda Graham, directora de desarrollo de investigaciones del Instituto Schroeder para Estudios de Política e Investigación sobre el Tabaco, en la American Legacy Foundation.

"Este es uno de los pocos grandes ensayos que han mirado conjuntamente el asesoramiento telefónico y online", dijo Graham a Reuters Health en una entrevista sobre el estudio, publicada en la revista Archives of Internal Medicine.

Los índices de tabaquismo han caído drásticamente, desde aproximadamente el 30 por ciento de la población en 1985, pero la mayoría de los fumadores aún hacen múltiples intentos antes de dejarlo definitivamente. De quienes intentaron renunciar al hábito sin medicación y asesoramiento, menos de un 5 por ciento lo consiguió, según el Instituto Nacional del Cáncer. El asesoramiento telefónico ha demostrado ser una de las herramientas más eficaces, señalaron los autores del estudio, y muchos programas de asesoramiento telefónico ahora ofrecen un componente en internet.

El actual estudio usó QuitNet.com, un sitio de internet creado en 1995 que tiene más de 60.000 usuarios mensuales. Aunque ser miembro "básico" es gratis, la versión "premium" cuesta 99,95 dólares anuales. Los investigadores asignaron a aproximadamente 2.000 fumadores a uno de tres grupos: uno que recibía asesoramiento telefónico más una pertenencia a QuitNet que les permitía ponerse fechas para dejarlo y seguir sus motivaciones; otro de quienes recibieron sólo la participación premium en QuitNet; y un tercero con quienes usaron una web creada para el estudio que ofreció consejos generales.

Tras 18 meses, el 15 por ciento de los participantes en el primer grupo dijo que no fumaban desde el principio del estudio, frente al 8 por ciento de los usuarios del programa premium y el 6 por ciento de los usuarios del básico. "Hubo diferencias significativas, incluso aunque puedan parecer pequeñas", dijo Victor Strecher, profesor de salud pública en la Universidad de Michigan en Ann Arbor, que no participó en el estudio.

En el estudio, cinco de las llamadas de un asesor telefónico se concentraron durante el primer mes del proceso, un momento en el que hay más tendencia a recaer. Strecher dijo que pensaba que tener que asistir a sesiones en persona o recibir muchas llamadas telefónicas puede ser desalentador, pero que un número de llamadas menor podría resultar un motivo alentador. "Los fumadores tienden a ser rebeldes", indicó Strecher, señalando que por alguna razón a menudo no responden a un programa agresivo. Pero poder usar la web a voluntad, junto con alguna llamada ocasional, parecía funcionar bien.

Fuente: Reuters Health

viernes, 7 de enero de 2011

OMS: Plan global contra la malaria resistente a medicamentos




La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó el miércoles un plan para impedir que una forma de malaria resistente a la medicación se expanda desde el sudeste asiático hacia Africa, donde millones de vidas podrían estar en riesgo.

El proyecto requeriría alrededor de 175 millones de dólares para contener y prevenir de la diseminación global del parásito resistente a la artemisinina, que apareció por primera vez en la frontera de Tailandia y Camboya en el 2007, señaló la agencia de Naciones Unidas. La artemisinina, derivada del ajenjo dulce, o la planta Artemisia annua, es el fármaco más potente actualmente disponible para combatir la malaria, especialmente cuando se emplea en una terapia combinada con artemisinina (TCA), que la mezcla con otros fármacos.

"La TCA es el estándar de oro. Es el tratamiento más efectivo contra la malaria (por Plasmodium) falciparum, la forma más letal de malaria", dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan, en una reunión de expertos. "No es una exageración decir que las consecuencias de la resistencia expandida a la artemisinina serían catastróficas", añadió la máxima funcionaria de la OMS.

Se sospebha que la forma resistente, y por lo tanto de más largo tratamiento, de malaria apareció en la frontera de Tailandia y Myanmar y en una provincia de Vietnam, donde se están llevando a cabo pruebas para confirmarlo, pero el mayor temor es que se expanda a Africa.

"Hay una ventana de oportunidad finita para contener la resistencia a la artemisinina antes de que se expanda", advirtió la OMS en un informe. "Esta parte del mundo es el epicentro histórico de la emergencia de parásitos de la malaria resistentes a la medicación. La historia nos dice qué esperar", añadió Chan.

La malaria infecta a unos 243 millones de personas por año en todo el mundo y produce unas 863.000 muertes, lo que la convierte en una de las enfermedades más letales, especialmente entre los niños africanos.

Fuente: OMS

jueves, 6 de enero de 2011

Desconfiar de las lecciones de resucitación en YouTube

YouTube puede ser un gran sitio para ver a un perro que toca el acordeón, pero un nuevo estudio sugiere que no sería la fuente más confiable para aprender la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP). Los autores hallaron que por lo menos la mitad de los 52 vídeos sobre RCP que encontraron en YouTube pertenecen a personas sin credenciales médicas aparentes.

La mayoría del resto de los vídeos estaba allí porque los había subido un grupo privado (no una agencia gubernamental o una sociedad científica con guías oficiales sobre RCP) o personas que decían ser instructores certificados, como un médico o un paramédico. Muchos vídeos proporcionaban información precisa sobre cómo realizar la RCP, señaló el doctor Karthik Murugiah, profesor asistente del Medical College of Wisconsin en Milwaukee. Pero muchos otros ofrecían información incorrecta o incompleta, añadió el autor.

Por ejemplo, casi dos tercios de los vídeos describían una frecuencia incorrecta de compresiones torácicas o no daban detalle alguno. Y el 57 por ciento no mostraba la profundidad que deberían tener las compresiones. Según la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA por su sigla en inglés), la frecuencia ideal es por lo menos 100 compresiones por minuto, como los compases del hit Stayin' Alive de los Bee Gees en 1977.

Cada compresión debería tener 5 centímetros de profundidad en niños y adultos, pero apenas 3,5 cm en bebés. Es importante dejar que el tórax recupere su altura inicial, de modo que el rescatista no debe recostarse sobre el tórax entre compresiones. Otra falencia de los vídeos es que sólo unos pocos se ocupan de la RCP manual únicamente, cuando las personas suelen saltear la respiración boca a boca.

Esto es importante porque la AHA y otros grupos médicos recomiendan que cuando un adulto colapsa súbitamente en la calle y no responde, se le realice RCP manual únicamente, salvo que alguna persona conozca cómo realizar la RCP tradicional.

"Diría que, aunque YouTube tiene información muy precisa, es difícil para la gente común navegar por todo el contenido y mirar los vídeos correctos. Y existe riesgo de diseminar información inadecuada", dijo Murugiah. Los resultados, publicados en la revista Resuscitation, sugieren que las sociedades que elaboran las guías, como la AHA y la Cruz Roja, deberían incluir más información sobre RCP en plataformas online como YouTube. Ambas presentan información sobre RCP en sus sitios online.

Acceso al resumen en el siguiente enlace

miércoles, 5 de enero de 2011

No hay una cura fácil para la resaca


Las resacas no son poco comunes en esta temporada de alegría y frecuentes fiestas. Y aunque las curas populares abundan, las únicas cosas que de verdad ayudan a curar el sufrimiento de una resaca a la mañana siguiente son el tiempo y reponer los líquidos, aseguran los expertos. Aunque la causa de la resaca es obvia (beber alcohol en exceso), todavía no está claro por qué el alcohol tiene el poder para hacerle sentir tan mal al día siguiente.

"Claramente, el alcohol causa las resacas, pero no se comprende bien por qué", señaló el Dr. Andrew Yacht, director de la división de medicina general y vicepresidente de medicina para la educación del Centro Médico Maimonides de la ciudad de Nueva York.

"Se sospecha que en parte se debe a la deshidratación, y al desequilibrio hormonal y de electrolitos. Algunos de los síntomas podrían ser provocados por hipoglucemia. O tal vez los efectos tóxicos directos del alcohol causen los síntomas", explicó.

El Dr. Brandon Browne, médico de planta del departamento de medicina de emergencia de Scott & White Healthcare en Round Rock, Texas, apuntó que la deshidratación es probablemente una de las causas más importantes de la resaca. "El alcohol es un diurético, lo que significa que ayuda al organismo a deshacerse de los líquidos. Cuando usted tiene una resaca intensa, con frecuencia está muy deshidratado,y el organismo no puede deshacerse de los productos secundarios de metabolizar el alcohol metabolitos). Y esos metabolitos son irritantes". El tipo de alcohol que se consume también puede cambiar las cosas. "Mientras más oscuro sea el alcohol, más potencial hay de resaca. La teoría es que los congéneres, un producto secundario de la destilación que proporcionan el color, el sabor y el aroma, que se encuentran en el ron, el vino tinto, el brandy y el whisky hacen más probable que se tenga resaca que si se bebe alcohol más claro, como el vodka, el vino blanco o la ginebra", apuntó Yacht.

La investigación respalda esta teoría. En un estudio publicado a principios de año en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, los investigadores encontraron que cuando las personas bebían suficiente para intoxicarse, beber bourbon producía una resaca más intensa que beber vodka.

Eso no significa que se puede beber alcohol claro con impunidad. "Al final, todo es el volumen", advirtió Yacht. No importa el tipo de alcohol, si se bebe en exceso, se sufrirá una resaca.

Los síntomas de resaca son inconfundibles. Según el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo de EE. UU., pueden incluir:

•Sed
•Fatiga, con frecuencia acompañada por la incapacidad de dormir
•Debilidad
•Dolor de cabeza y muscular
•Irritabilidad
•Náuseas, vómitos y dolor de estómago
•Mareo
•Sensibilidad a la luz y al sonido
•Menor capacidad de concentrarse o enfocarse

Yacht dijo que se pueden tomar medidas para reducir las probabilidades de resaca al día siguiente. La primera es comer antes de beber. "La comida ayuda a que el metabolismo del alcohol sea más lento", aseguró.

Además, pruebe beber agua, jugo u otras bebidas sin cafeína entre cada bebida alcohólica. Esto no solo ayudará a que consuma alcohol con más lentitud, también a reemplazar algunos de los fluidos perdidos, señaló.

Browne también recomendó beber poco a poco. "No beba grandes cantidades de alcohol rápidamente. Si lo hace, el hígado se ahoga en alcohol y el alcohol se absorbe más rápidamente", advirtió. (En general, la regla es una bebida por hora, pues ese es el máximo de alcohol que el hígado puede procesar en ese periodo). Entonces, ¿qué debe hacer si ya ha bebido en exceso y se siente como si lo hubiera atropellado un camión?

Intente beber agua, jugo o bebidas deportivas, como Gatorade o Powerade, recomiendan ambos expertos. Browne señaló que las bebidas deportivas podrían ser especialmente útiles, dado que ayudan a reemplazar los electrolitos perdidos.

Yacht apuntó que también se pueden tratar los síntomas de la resaca. Si tiene dolor de cabeza o en los músculos, tomar aspirina, ibuprofeno o acetaminofén puede ayudar. Si le molesta el estómago, un antiácido puede ayudar a calmarlo, aconsejó. Yacht dijo que los remedios o curas para la resaca sin receta no funciona, así que no tire su dinero. Y tomar fármacos como la aspirina, el ibuprofeno o el acetaminofén antes de beber tampoco ayuda, y podría hacer daño, apuntó.

De hecho, combinar el alcohol con acetaminofén, que se encuentra en el Tylenol y otros productos, puede causar daños graves al hígado. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. también advierte que si se consume más de tres bebidas alcohólicas al día, debe consultar a su médico antes de tomar acetaminofén.

Si puede comer sin vomitar, una buena comida puede ayudar, comentó Yacht.

¿Qué es lo único que ambos expertos afirman que nunca debe hacerse? Tomar más alcohol. "Lo peor que puede hacer es beber más alcohol. No ayuda, y sólo aumenta la toxicidad existente y empeora la deshidratación", advirtió Yacht. La buena noticia es que el tiempo sí cura la resaca. Es probable que sus síntomas duren entre 8 y 24 horas, apuntó Yacht.

"No importa lo que haga, eventualmente la resaca mejorará", afirmó Yacht.

Fuente: Healthday

martes, 4 de enero de 2011

Lo que usted debe saber sobre las pruebas médicas


Cuando su médico solicita pruebas médicas para usted, hay varias preguntas que debe plantear antes y después de hacerlas, aconsejan expertos.

El Centro para el Avance de la Salud (Center for Advancing Health), una organización dedicada a asegurarse que todo el mundo se beneficie de los adelantos en la atención de salud, ofrece algunos consejos útiles para los pacientes.

Primero, sugieren que le pida al médico que escriba detalles como el nombre de la prueba y el motivo para hacérsela. Solicite materiales escritos u otros recursos que describan cómo debe prepararse para la prueba y que esperar durante la misma.

Pregunte cuánto cuesta la prueba. Averigüe si su seguro la cubre y cuánto tendrá que pagar de su bolsillo. Después de hacerse la prueba, el seguimiento es importante. Siempre pida ver los resultados de sus pruebas, ya sean buenos o malos. Debe informarse sobre cómo recibirá los resultados, cuánto tendrá que esperar por ellos y con quién debe comunicarse luego de recibirlos.

Es común que se le pregunte a los pacientes cómo les gustaría recibir los resultados de las pruebas. Si la prueba es de rutina y los resultados son normales, quizás esté bien que reciba la información a través de un sistema de llamada automática o un correo electrónico. Sin embargo, si su prueba es para una afección especial, o si los resultados no están claros o no son "normales", debe pedir que su médico o equipo de atención de salud conversen sobre los hallazgos con usted en persona.

Y una vez le entreguen los resultados de la prueba, asegúrese de preguntarle a su proveedor de salud qué significan para su atención continua.


Fuente: HealthDay

lunes, 3 de enero de 2011

Pérdida de la audición aumenta entre las adolescentes


Una historia reciente sugiere que durante las últimas dos décadas, la pérdida de la audición por exposición al ruido de manera "recreativa", como la estruendosa música de los clubes, ha aumentado entre las adolescentes y ahora alcanza niveles que antes solo se habían visto entre los adolescentes de sexo masculino; además, los investigadores agregaron que, en general, los adolescentes están cada vez más expuestos a los ruidos fuertes que podrían poner en peligro su salud auditiva a largo plazo.

"En los ochenta y al principio de los noventa, muchísimos hombres jóvenes experimentaban este tipo de daño auditivo, quizá como reflejo... de lo que los jóvenes de ambos sexos tradicionalmente han hecho para trabajar y para divertirse", anotó Elisabeth Henderson, autora líder del estudio y candidata a M. D. de la Facultad de salud pública de la Harvard en Boston.

"[Esto] significa que los muchachos generalmente se han enfrentado a más riesgo como exposición al ruido ocupacional, alarmas contra incendios, cortadoras de pasto, cosas así", dijo. "Pero ahora estamos viendo que las mujeres están experimentando el mismo nivel de daño". Henderson y sus colegas informan sobre sus hallazgos en la edición en línea del 27 de diciembre de Pediatrics. Para explorar el riesgo de daño a la audición entre los adolescentes, los autores analizaron los resultados de pruebas audiométricas realizadas a 4,310 adolescentes entre los 12 y los 19 que participaban en las Encuestas Nacionales de Examen de la Salud y la Nutrición (National Health and Nutrition Examination Surveys).

Al comparar la exposición a los ruidos fuertes en dos períodos de tiempo (entre 1988 y 1994 y entre 2005 y 2006), el equipo determinó que el grado de pérdida de la audición de los adolescentes había permanecido estable en general. Pero había una excepción, las chicas adolescentes.

Entre los dos períodos del estudio, la pérdida de la audición debida a la exposición a los ruidos fuertes había aumentado entre las chicas adolescentes de 11.6 a 16.7 por ciento, un nivel que anteriormente se había observado únicamente entre los chicos adolescentes. Cuando se les preguntó acerca de las actividades del día anterior, los participantes del estudio revelaron que su exposición general a los ruidos fuertes y/o el uso de auriculares para escuchar música había aumentado sustancialmente, de poco menos de 20 por ciento al final de los ochenta y el comienzo de los noventa a cerca de 35 por ciento de los adolescentes entre 2005 y 2006.

Pero el aumento en el uso de auriculares, según anotaron los autores, no pareció ser la causa subyacente al aumento de la pérdida de la audición entre las adolescentes; en cambio, los autores anotaron que para 2005 a 2006, las muchachas parecieron estar experimentando cantidades similares de exposición al ruido recreativo frente a los muchachos, a la vez que resultaba menos probable que se protegieran los oídos.

Los autores también especularon que el aumento en la pérdida de la audición entre las muchachas podría, en gran medida, reflejar una mayor exposición a factores que no se incluyeron en la encuesta, como la música extremadamente fuerte que se halla con frecuencia en los clubes o en los conciertos. Entonces, ¿qué puede hacer el adolescente estadounidense típico que va a los clubes?

"Protéjanse", recomendó Henderson. "Si Lady Gaga se protege los oídos cuando está en el escenario, ¿por qué no habrían de hacerlo sus fanáticos? Los bloqueadores de ruido transparentes que se introducen en el oído reducen la cantidad de decibelios a los que uno resulta expuesto en ese ambiente. Y en cuanto a los auriculares, yo diría que los jóvenes deberían adquirir los que tengan capacidad para bloquear el sonido. El tipo que obstruye el ruido exterior para que no sea necesario subir al máximo el volumen al escuchar música".

Por su parte, el Dr. Ronald G. Keamy, cirujano con sede en Boston de la Enfermería del Ojo y el Oído de Massachusetts, así como instructor de los departamentos de otología y laringología de la Facultad de medicina de la Harvard, expresó poca sorpresa ante los hallazgos. "Ciertamente el aumento en el uso de los iPods y otros dispositivos de su tipo tiene que ver, pues todos los usan", sugirió. "Pero en cuanto a los conciertos, ha habido otros estudios que han medido la audición de la gente antes y después de un concierto, y hallaron que justo después hay pérdida temporal, lo que implica que hay daño acústico al oído medio del que el oído podría recuperarse inicialmente. Pero con el tiempo, la exposición reiterada puede hacerle perder la capacidad para recuperarse", explicó Keamy.

"Y, por supuesto, el problema va más allá de los conciertos", agregó. "Cuando los muchachos cortan el pasto, van de cacería con armas de fuego o cosas así, se exponen a ruidos terribles. Sin protección, existe el riesgo de pérdida de la audición con el tiempo. Entonces, yo diría lo que le digo a mis pacientes cuando llegan con pérdida de la audición preexistente, protéjanse".


Fuente: HealthDay