sábado, 17 de julio de 2010

Usar condón reduce el riesgo masculino de sufrir VPH


Los hombres que usan preservativo cada vez que tienen relaciones sexuales son menos propensos a contraer el virus que causa las verrugas genitales, en comparación con aquellos que son menos consistentes en la protección.

Si bien los resultados del nuevo estudio, publicado en Journal of Infectious Diseases, no parecen sorprendentes, otros trabajos previos habían sugerido que los preservativos no protegerían demasiado a los varones del virus del papiloma humano (VPH). Existen más de 100 cepas del VPH, algunas de las cuales causan verrugas genitales. En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico elimina la infección rápidamente, pero la persistencia de ciertas cepas produce cáncer en algunas personas.

La infección permanente con el VPH es la principal causa de cáncer de cuello uterino. Su aparición también provoca cáncer anal y peneano. Prevenir la infección en los hombres reduciría la posibilidad de que desarrollen esos dos cánceres y de que transmitan el virus a sus parejas.

Pese a que el uso del preservativo demostró disminuir el riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, algunos estudios obtuvieron resultados contradictorios acerca de la prevención de la transmisión del VPH.

El equipo de Carrie M. Nielson, de la Oregon Health and Science University, en Portland, estudió a 463 hombres de entre 18 y 40 años para identificar 37 cepas del VPH. Las muestras analizadas se obtuvieron del pene y zonas genitales que no quedan protegidas por el preservativo, como el escroto, el perineo y el ano. Todos los hombres respondieron sobre sus vidas sexuales, incluyendo la frecuencia de uso del preservativo en los tres últimos meses. Noventa hombres dijeron que "siempre" usaban preservativo y 154 dijeron que nunca lo usaban. El resto respondió que lo hacía de manera irregular.

Los hombres que siempre usaban preservativo eran menos propensos a tener el VPH: el 38 por ciento tenía el VPH en por lo menos una de las zonas del cuerpo analizadas, a diferencia del 54 por ciento de los hombres que dijeron que nunca usaban preservativo.

Además, los participantes que siempre usaban condones eran menos propensos a tener cepas cancerígenas del VPH. En este grupo, menos del 17 por ciento tenía una cepa causante de cáncer, a diferencia del 36 por ciento de los hombres que nunca se cuidaban. Cuando el equipo examinó mejor los datos, halló que los preservativos brindaban protección a los hombres que habían tenido más de una pareja en los tres últimos meses, pero no a los monógamos. Entre los hombres con más de una pareja, los que siempre usaban preservativo eran un 78 por ciento menos propensos a obtener un resultado positivo en el análisis del VPH que los que nunca o a veces usaban preservativo.

Sin embargo, aunque el preservativo reduce el riesgo de infección en los hombres, no lo elimina, en parte por la transmisión a zonas del cuerpo que el preservativo no protege. Otras formas de disminuir el riesgo de contraer el VPH incluyen las relaciones monógamas y la vacunación contra el virus. Las vacunas que protegen de las cepas que causan cáncer están disponibles para niños y adultos de entre 9 y 26 años.

Fuente: Journal of Infectious Diseases, 01/08/2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario