martes, 22 de noviembre de 2011

Relación estrecha madre - hijo puede influir sobre la conducta adolescente


La relación de un chico con su madre cambia según crece, y la forma en que cambia puede afectar su conducta en la adolescencia, afirma un estudio reciente.

El estudio incluyó a 265 parejas de madres e hijos de familias de bajos ingresos de Pittsburgh a quienes se dio seguimiento desde el momento en que el niño tenía cinco años hasta la adolescencia. Los investigadores evaluaron el nivel de conflicto y calidez entre madres e hijos y otros aspectos de su vida, como el temperamento y la conducta del hijo, la relación de la madre con su pareja romántica, y la calidad de la crianza de la madre.

Las madres de hijos que tenían un temperamento difícil cuando eran niños pequeños apuntaron que la relación con sus hijos incluía mucho conflicto y niveles más bajos de cercanía con el tiempo. El estudio también encontró que las madres que tenían buenas relaciones con su pareja romántica tendían a formar vínculos más cercanos con sus hijos que persistían durante toda la niñez y adolescencia. Los chicos que tenían muchos conflictos con sus madres eran más propensos a participar en conductas delincuentes en la adolescencia, mientras que los que tenían una relación estrecha con sus madres eran más propensos a tener una mejor relación con sus mejores amigos en la adolescencia.

El estudio aparece en la revista Child Development.

"Estos resultados sugieren que adaptarse exitosamente a las transiciones de la niñez y la adolescencia tal vez requiera que padres e hijos mantengan niveles relativamente altos de cercanía y minimicen el conflicto en sus relaciones", señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor líder Christopher Trentacosta, profesor asistente de psicología de la Universidad Estatal de Wayne en Detroit, Michigan.

"Los hallazgos también tienen implicaciones para la prevención y la intervención", añadió. "Los programas enfocados en las familias deben abordar el conflicto en la relación entre padres e hijos si la meta es reducir la conducta delincuente, y deben fomentar una mayor cercanía entre padres e hijos si la meta es mejorar las relaciones en sí".

El acceso al resumen del artículo en el siguiente enlace: Resumen

No hay comentarios:

Publicar un comentario