domingo, 6 de noviembre de 2011

Reglas en la infertilidad: Siempre consultar con especialistas


Cuando las parejas tienen dificultades para quedar embarazadas, la cantidad de información que comparten con familiares y amigos podría depender de quién se siente más estigmatizado por el problema, halla un estudio reciente. Investigadores entrevistaron a 50 parejas infértiles y evaluaron sus redes de apoyo. Hallaron que cuando a la mujer le preocupaban las reacciones de la gente, la pareja era más abierta a familiares y amigos. Pero si el hombre sentía que podrían culparlo, la pareja era menos abierta con los demás.

Esas diferencias podrían tener que ver con proteger la imagen pública del marido y responder a la presión social de perseguir la maternidad, según la autora del estudio Keli Ryan Steuber, profesora asistente de estudios de la comunicación de la Universidad de Iowa. "Se corresponde con la idea de que las parejas se esfuerzan más por conservar la persona pública del marido", apuntó Steuber en un comunicado de prensa de la Universidad.

"Para las mujeres, podría ser una respuesta a nuestra cultura a favor de la maternidad. Existe la expectativa de que las mujeres desean hijos, y a veces las que no tienen hijos de forma voluntaria son etiquetadas de egoístas, o demasiado centradas en sus carreras. Nos preguntamos si ese estigma supera al de la infertilidad, hasta el punto en que las mujeres y sus maridos se sienten obligados a aclarar que no eligen no tener hijos. Sino que no pueden". Los hallazgos aparecen en ediciones recientes de las revistas Journal of Applied Communication Research y Journal of Social and Personal Relationships.

Alrededor de 4.3 millones (15%) de los 28 millones de parejas casadas en Estados Unidos tienen problemas para concebir. Las parejas pueden sentir dificultades para hablar sobre la infertilidad con otras personas. Steuber aseguró que la mejor forma de mantener la armonía es que la pareja desarrolle reglas sobre la privacidad y discuta los motivos de éstas. Por ejemplo, hable sobre si su deseo de no dar información se debe a problemas de confianza con personas específicas, o quizás debido a inseguridades generales.

"He escuchado a mujeres contarme que toda su vida han conseguido eventualmente todo aquello por lo que han trabajado mucho. Esta es la primera vez que, sin importar cuanto trabajen, no saben cuál será el resultado", señaló Steuber.

Fuente: Universidad de Iowa 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario