martes, 8 de noviembre de 2011

Asegurando el suministro para el cuidado de los pacientes



Los medicamentos se distribuyen a través de una compleja cadena de suministro, que puede ser interrumpida en cualquier parte desde la fabricación hasta la dispensación.

Los factores que contribuyen la escasez no anticipada de medicamentos incluyen la casus de fabricación, fallos logísticos y brotes inesperados de enfermedad. Por otra parte, en el entorno posterior a la comercialización, señales inesperadas sobre la seguridad pueden requerir la retirada de lotes, con una escasez consecuente de los suministros restantes a corto plazo. La identificación temprana de escasez potencial y el compromiso con los principios de la Administración de Productos Terapéuticos facilitará una respuesta coordinada para el manejo de las interrupciones y cambios en el cuidado del paciente. Las compañías farmacéuticas y la Administración de Productos Terapéuticos se esforzarán para proporcionar el producto correcto para asegurar que la atención al paciente no sea disminuido de modo considerable.

Los medicamentos se distribuyen a través de una compleja cadena de suministro a partir de la formulación y fabricación; después del envasado y el etiquetado, los medicamentos van a los mayoristas y luego a farmacias para la dispensación. Dentro de esta cadena de suministro podrían haber aduanas internacionales y barreras de importación, necesidades complejas de transporte y una serie de rigurosos requisitos.

Los patrocinadores de medicamentos de prescripción en Australia son por lo general
compañías globales suministrando sus medicamentos a los mercados de todo el mundo.

La determinación de las cantidades que cada país requiere es en gran medida calculada a partir de información de uso histórico, usando distintos métodos actuales. Las variaciones intermitentee en la oferta y la demanda pueden ser previstas y mejoradas, pero en ocasiones esto no es el caso. las previsiones metoloógicas son susceptibles a numerosas variaciones, que puden dar lugar a la escasez de medicamentos que son difíciles de predecir y, a veces, imposible de contrarrestar.

Más información en el siguiente enlace: Artículo

Fuente: Australian Prescriber

No hay comentarios:

Publicar un comentario