jueves, 1 de abril de 2010

Alga marina contra la obesidad


La respuesta a la obesidad podría hallarse en un alga marina, de acuerdo con los investigadores de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido.
El equipo investigador descubrió que la alginata - una fibra que se halla en el kelp, un tipo de alga parda- reduce la ingestión de grasas del organismo en hasta un 75%. El porcentaje es mejor que lo que ofrece la mayoría de los tratamientos contra la obesidad; ahora, la fibra esta siendo agregada al pan, en un intento por desarrollar alimentos que ayuden a perder peso.

Los ensayos clínicos están enfocados hacia averiguar cuán efectiva sería en una dieta normal. El doctor Iain Brownlee, quien codirigió el equipo de Tyneside, dijo: "este estudio sugiere que si podemos agregar esta fibra natural a los productos que ingerimos comúnmente, tales como el pan, las galletas, los yogures, hasta las tres cuartas partes de la grasa contenida en esos alimentos, simplemente, pasaría a través del cuerpo.

Solución auténtica
"Ya hemos experimentado agregando la alginata al pan para los primeros exámenes y los resultados iniciales han sido muy alentadores"

Los científicos utilizaron un "intestino artificial" para probar la efectividad de 60 diferentes fibras naturales, midiendo hasta dónde influía cada una de éstas en la digestión de la grasa. Los hallazgos han sido presentados al simposio de primavera de la Sociedad Química de Estados Unidos, en San Francisco.

"Las supuestas curas milagrosas del sobrepeso se cuentan por cientos, pero sólo unos pocos casos presentan la evidencia apropiada para respaldar sus afirmaciones", dijo el doctor Brownlee. "La obesidad es un problema acuciante y mucha gente encuentra muy difícil seguir una dieta y hacer ejercicios para bajar de peso. Estos resultados iniciales indican que las alginatas podrían ofrecer la solución real en la batalla contra la obesidad."

Las alginatas ya se utilizan en pequeñas cantidades en alimentos como espesantes y estabilizadores. El doctor David Haslam, director del Foro Nacional para la Obesidad, añadió: "algunos productos se venden como remedios a enormes precios, los que, simplemente, no funcionan.

"Esto parece promisorio, pero sólo podríamos empezar a recomendarlo si los científicos pueden ofrecernos clara evidencia basada en pruebas rigurosas."

Fuente: BBC.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario