domingo, 15 de julio de 2012

Familia: Amigos en la niñez y su influencia en la felicidad adulta

La felicidad en la adultez podrían ser determinada por la calidad de las relaciones en la juventud, no por la inteligencia ni el rendimiento académico, sugiere una investigación publicada en Journal of Happiness Studies.
Aprender los secretos de "la buena vida" ha guiado los esfuerzos humanos durante milenios. Pero según el autor del estudio Craig Olsson, profesor asociado de psicología del desarrollo de la Universidad de Deakin y del Instituto de Investigación Infantil Murdoch en Melbourne, ni la riqueza material ni el logro académico se han relacionado firmemente con la felicidad. En lugar de enfocarse en cualquiera de esos dos factores, Olsson y colegas decidieron observar "la sensación de coherencia, la conexión, el afrontamiento positivo y los valores prosociales".
La "coherencia" incluyó si el niño sentía que su vida era significativa y manejable; la participación social observó la participación en actividades organizadas, como los deportes de grupo; las estrategias de afrontamiento incluían el uso del respaldo emocional; y la conducta prosocial incluía si una persona creía ser confiable, amable y responsable. Una persona que puntuara alto en todas esas áreas sería "alguien menos obsesionado con cómo se siente y qué puede conseguir, y más interesado en la forma en que vive y los valores que usa para guiar sus interacciones consigo mismo, con los demás y con el mundo", explicó Olsson.
¿Cómo estamos llevando nuestra vida para hacer un balance entre nuestra prisa laboral y nuestras familias?
El resumen del artículo se encuentra en el siguiente enlace: Resumen

No hay comentarios:

Publicar un comentario