martes, 31 de enero de 2012

Bodega de farmacia


Bodega

Es una de las palabras más antiguas de nuestro idioma; Corominas la encontró a partir de 1095, o sea un siglo después de la época admitida como "nacimiento" del castellano como lengua autónoma. Proviene del latín apotheca que significaba tanto bodega como despensa y era derivada del griego apotheké, que significaba a su vez depósito o almacén de provisiones. A su vez, apotheké, derivaba de la forma verbal apotíthemi, que quería decir ´yo deposito´. Curiosamente, mientras el idioma castellano tomó de apotheké el nombre de los lugares donde se almacena o se vende el vino, en el alemán moderno Apotheke significa farmacia. Pero la voz latina apotheké permaneció en español en botica.

¿Será que nuestras actuales farmacias se comportan como bodegas? ¿En qué momento la atención perdió varios aspectos profesionales?

Es necesario evaluar la necesidad de protocolizar la actividad profesional de "sugerir un medicamento". ¿Todos los dolores de cabeza son iguales y se tratan igual?

Protocolos para poder asegurar el cuidado de pacientes de modo uniforme.

Y tú ¿Te comportas como en una farmacia o bodega?


No hay comentarios:

Publicar un comentario