viernes, 26 de marzo de 2010

¿Te gustan los viajes?


¿Te gustan los viajes? Creo que a la gran mayoría de nosotros nos gusta viajar: cerca al mar, en las montañas, hacia la selva, cualquier destino siempre nos podrá dar una sensación distinta a nuestra vida. Para poder llegar a muchos de los sitios, usamos distintos medios de transporte. Sin embargo, uno de los medios de transporte puede conllevar al riesgo de aparición de algunas complicaciones para la salud de las personas.

El riesgo de trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar incrementa durante y por varias semanas después de los vuelos de 4 a más horas. La éstasis venosa debido a la inamovilidad prolongada y obstrucción del retorno venoso desde las piernas se acentúa en cualquier viajeron para el desarrollo de tromboembolismo venoso. La incidencia incrementa con la duración del vuelo, ingestión de estrógeno, episodio previo de tromboembolismo venoso y condiciones médicas o quirúrgicas coexistentes asociadas con riesgo incrementado. Los episodios clínicamente relevantes ocurren en una incidencia alrededor de 1 por cada 4500 vuelos de gran recorrido. La incidencia incrementa en pacientes con otros factores de riesgo para tromboembolismo de modo que la profilaxis con heparina de bajo peso molecular puede ser considerada. En personas de bajo riesgo reacciones adversas de la profilaxis sobrepasa los beneficios potenciales.

Fuente: Australian Prescriber 2009;32:148–50

No hay comentarios:

Publicar un comentario