martes, 23 de marzo de 2010

Analfabetismo en el ámbito de salud



Muchas personas incluso profesionales de la salud, tienen problemas cuando cumplen el papel de pacientes. Debido al limitado conocimiento, estado clínico o emocional, factores socio-económicos o antecedente cultural, nivel de lectura y comprensión sobre los aspectos de salud, los pacientes están en un gran riesgo.

En uno de los capítulos del famoso programa de televión "ER" se apreció una paciente que hablaba Castellano y que tenía problemas para tomar la Isoniacida. La receta decía "once daily" lo cual en Castellano se podía leer como el número once(11). En el programa el paciente muere por sobredosis.

Otros ejemplos de pacientes que han tenido dificultades para leer y entender completamente las indicaciones de la receta: un paciente anciano que no pudo leer que era Coumadin (Warfarina) en vez de Celexa (Citalopram). Madres jóvenes que no pueden entender fácilmente la dosis que deben administrarle a sus niños. Adolecentes que toman el contraceptivo en jalea para comérselo en las mañanas. Un paciente que se rehusó a tomar una prescripción de amitriptilina debido a que el inserto decía que estaba indicado para el tratamiento de la depresión en vez de para el dolor neuropático. El paciente que no tomaba el antihipertensivo porque no recibió información que debe tomarlo así se sienta bien.

Este problema es más grande lo que imaginamos:

- Más del 40% de pacientes con enfermedades crónicas son analfabetos funcionales.
- Casi la cuarta parte de los ciudadanos de los EEUU en un nivel máximo de quinto grado, siendo las indicaciones médicas escritas para un nivel de décimo grado.
- Un estimado del 75% de pacientes bota el inserto de la caja sin leerlo.
- Solo la mitad de los pacientes toman los medicamentos como se les ha indicado.
- El bajo nivel de alfabetismo genera un gasto anual de 73 billones de dólares.

Estrategias

1) Mejorar la comunicación mediante el uso de palabras simples.
2) Ofrecer poca información verbal en un momento determinado.
3) Proporcionar material escrito a nivel de quinto grado.
4) Involucrar a los pacientes en su cuidado.
5) Confirmar que el paciente entendió.
6) Emplear la tecnología para lograr maximizar sus ventajas.

Fuente: Pharmacy Today

No hay comentarios:

Publicar un comentario