domingo, 29 de agosto de 2010

Muchos pacientes cardíacos no reciben tratamiento


Algunos pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva no están recibiendo las medicinas recomendadas, que podrían mantenerlos con vida y fuera del hospital por más tiempo, informaron investigadores de Estados Unidos.

Un equipo de la Escuela de Medicina de la Stanford University realizó un estudio de 15 años de duración y halló que a menos de la mitad de los pacientes se les recetan los medicamentos que podrían ayudarlos a mantener controlada la enfermedad. "Existen algunas medicinas recomendadas para la insuficiencia cardíaca que han demostrado ser efectivas contra la mortalidad y morbilidad, al reducir las hospitalizaciones y mejorar las tasas de muerte", dijo el doctor Dipanjan Banerjee, cardiólogo de la universidad que trabajó en el estudio.

La investigación fue publicada en Archives of Internal Medicine.

La insuficiencia cardíaca congestiva se produce cuando el corazón pierde su capacidad de bombear sangre al cuerpo eficientemente, generalmente debido a hipertensión o enfermedad cardíaca. De las personas con la condición, el 20 por ciento muere en un año y el 80 por ciento dentro de los ocho años. La insuficiencia cardíaca representa el 3 por ciento de los ingresos hospitalarios de Estados Unidos y es la principal causa de muerte en el mundo desarrollado. Los médicos cuentan con una serie de tratamientos contra la enfermedad, incluidas las medicinas que dilatan los vasos sanguíneos y permiten que la sangre fluya con más facilidad -llamados inhibidores de la ECA- y las que mejoran la capacidad del corazón de bombear, conocidas como betabloqueantes.

Los investigadores hallaron que el uso de inhibidores de la ECA, que había pasado del 34 al 45 por ciento entre 1994 y el 2002, se redujo al 32 por ciento en el 2009 en este grupo de pacientes. En tanto, el uso de betabloqueantes se había incrementado a un máximo del 44 por ciento en el 2006, desde un mínimo del 11 por ciento en 1998, pero se redujo al 37 por ciento en el 2009. "Suele darse este fenómeno de fatiga del proveedor en algún momento. Cuando surgen nuevas medicinas se ve un rápido incremento en la aceptación", señaló Banerjee. Por otra parte, las compañías no promueven con firmeza los fármacos genéricos, lo que también impediría mantener los niveles de uso de los medicamentos, señaló el autor.

No obstante, otros expertos consideran que, contrariamente a lo que reveló este estudio, el uso de estas terapias estaría en aumento.

Fuente: Reuters Health

No hay comentarios:

Publicar un comentario