miércoles, 8 de junio de 2011

Cómo protegerse contra mordeduras de perro


Los perros muerden a unas 4.7 millones de personas en Estados Unidos cada año, pero la educación y adecuado entrenamiento y control de perros puede prevenir muchos ataques, indican los expertos.

Los cirujanos plásticos son quienes ven de primera mano lo devastadoras que pueden ser las mordeduras de perro, ya que frecuentemente atienden a las víctimas. Se realizaron cerca de 33,000 procedimientos reconstructivos en víctimas de mordeduras de perro en Estados Unidos durante el año 2010, un incremento de 8% desde el año 2009, según la ASPS. "Lamentablemente, la mayoría de cirugías reconstructivas para tratar mordeduras de perros se llevan a cabo en niños", dijo el Presidente de la ASPS, el Dr. Phillip Haeck, en un comunicado de prensa de la AAP. "Los niños son con frecuencia mordidos en la cara, lo cual puede resultar en heridas graves, infecciones y cicatrices permanentes."

Los estudios han encontrado que los niños tienen aproximadamente tres veces más riesgo que los adultos a ser mordidos por un perro. Cada año, cerca de 600,000 niños en los Estados Unidos requieren de atención médica para las mordeduras de perro.

En un folleto que ofrece la AAP junto con el Servicio Postal de Estados Unidos (United States Postal Service) y la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (American Veterinary Medical Association) se encuentra asesoramiento sobre cómo los dueños de perros pueden impedir que sus perros muerdan, así como de qué forma las personas pueden evitar ser mordidas y cómo tratar las mordeduras de perros.

Entre las formas en que puede protegerse a sí mismo y a su familia de las mordeduras de perro:

•Los bebés y niños pequeños deben ser siempre supervisados y nunca dejados a solas con un perro.
•Enseñe a los niños a pedir permiso al dueño del perro antes de acariciarlo.
•Antes de tocar a un perro desconocido, deje que el animal lo huela a usted o a su hijo. Acaricie al perro suavemente, evitando la cara y la cola.
•Si un perro está durmiendo, comiendo o cuidado a sus cachorros, déjelo solo.
•Camine, no corra, al pasar cerca de un perro.
•Si ocurre una situación en la que usted o su hijo se sienten amenazados por un perro, recuerde mantener la calma, evitar el contacto visual y quédese quieto o retroceda lentamente hasta que el perro se vaya.
•Si un perro amenazador lo lanza al suelo enróllese en el suelo, protegiendo la cara con sus brazos y puños.

Fuente:
Asociación Americana de Pediatría 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario