miércoles, 15 de junio de 2011

Descontento en Alemania por gestión de E. coli


La mayoría de los alemanes están descontentos con la forma en que su Gobierno está gestionando el brote de la bacteria E.coli en la comida, que ha provocado la muerte de 37 personas, según mostró una encuesta el miércoles. En un sondeo entre 1.003 personas elaborado por Forsa, un 58% de los encuestados consideró que la gestión del brote de la bacteria más letal en la historia moderna por parte del Gobierno de Berlín era mala o menos que satisfactoria.

Solo un 31 por ciento de los encuestados estaban satisfechos con la política de información durante el brote, según la encuesta, publicada por la revista Stern.

Más de 3.200 personas han enfermado hasta el momento por la cepa de E.coli y cerca de una cuarta parte de ellas han desarrollado una complicación llamada síndrome hemolítico urémico, que afecta a la sangre, los riñones y el sistema nervioso. Las autoridades sanitarias alemanas han vinculado la epidemia con brotes germinados contaminados de una granja orgánica alemana que vendió sus productos a consumidores y restaurantes para incluirlos en ensaladas. El principal centro de control de enfermedad de Alemania, el Instituto Robert Koch, dice que el número de nuevas infecciones parece estar en descenso, aunque el brote se cobró su primera muerte infantil el martes, cuando un niño de dos años falleció por la bacteria.

La semana pasada, Karl Lauterbach, un experto sanitario y parlamentario de la oposición, del Partido Social Demócrata, dijo que unas 100 víctimas que habían sufrido graves daños necesitarían trasplantes de riñón o diálisis de por vida.

En declaraciones al diario Bild am Sonntag, Lauterbach criticó la gestión a veces burocrática de la crisis, diciendo que investigaría unos reportes que afirman que se tardó una semana en registrar las alertas de infección porque fueron enviadas por correo postal. "Investigaremos en el comité de salud cuántas infecciones se habrían evitado si se hubiera utilizado un sistema de alerta electrónico", dijo.

El ministro de Salud, Daniel Bahr, reconoció en el mismo diario que el sistema de alerta por E.coli debería ser mejorado y que los estados alemanes y el Gobierno federal trabajarían juntos en dicha dirección, diciendo: "Debemos discutir el proceso de alerta". La encuesta, realizada el 8 y 9 de junio con un margen de error del 3%, también muestra que un 58% de los encuestados había evitado comer ciertas verduras durante el brote.

Fuente: Reuters 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario