lunes, 25 de julio de 2011

Atención Farmacéutica a Domicilio


Un nuevo modelo de equipo multidisciplinario trabajando en el cuidado de salud y social esta siendo desarrollado en Exeter, Inglaterra, con Farmacéuticos domiciliarios incluidos en el equipo. Este equipo multidisciplinario esta constituido por farmacéuticos domiciliarios, matronas comunitarias, terapistas ocupacionales, fisioterapeutas, trabajadores sociales, cuidado mental comunitario y voluntarios de los sectores representativos.

El equipo se encuentra una vez por semana para discutir sobre los pacientes de modo individual, compartiendo información y tomando una actitud proactiva para manejar los riesgos de estos pacientes; además, se tiene un teléfono de contacto para médicos, farmacéuticos hospitalarios, coordinadores de las altas y trabajo social, quienes pueden desear referir los pacientes a este servicio.

Se estima que
a) Los problemas con medicamentos son causantes de por los menos el 10% de admisiones hospitalarias en pacientes ancianos.
b) Más de la mitad del gasto en salud se debe a gastos de medicamentos de pacientes ancianos.
c) Hasta un 50% de pacientes ancianos no estaría tomando los medicamentos tal cual se les ha recomendado, viéndose disminuida por tanto su efectividad.

Recomendaciones de la National Service Framework for Older People señala que los pacientes y cuidadores necesitan soporte si ellos no están tomando los medicamentos tal cual se han prescrito; de este modo, los farmacéuticos domiciliarios pueden proveer soporte con el manejo de los medicamentos, permitiendo a las personas mayores vivir independientemente en sus casas y evitar admisiones hospitalarias innecesarias.

Papel del Farmacéutico

El farmacéutico domiciliario visita pacientes con enfermedades crónicas y otros adultos en los cuales se ha identificado que necesitan ayuda con sus medicamentos. Los criterios para establecer la necesidad de un farmacéutico domiciliario son:
a) Adultos mayores de 18 años.
b) Vivir en casa propia o casa de reposo.
c) Que tenga prescritos medicamentos.
d) Tener dificultades con el uso de medicamentos.
e) Imposibilidad de visitar a un farmacéutico comunitario para preguntarle sobre sus medicamentos.

Además, se recomiendan las siguientes situaciones para que el paciente sea visto por un farmacéutico domiciliario:

a) Alta reciente del hospital.
b) Uso de sistemas de monitoreo de dosis (Ej. dispensadores de tabletas).
c) Ancianos que viven solo (vivir solo en un factor de riesgo):
d) Historia de poco cumplimiento.
e) Estado mental confuso.
f) Impedimentos visuales o auditivos.
g) Incapacidad física en el manejo de medicamentos.
h) Necesidad de educación sobre nuevos medicamentos.

Durante la revisión de medicamentos, es esencial discutir con el paciente acerca del real uso de los medicamentos y su comprensión; además, hay una oportunidad para poder identificar el uso de algún medicamento OTC. El paciente o cuidador pueden ser orientados para el uso más efectivo de los medicamentos y recibir ayudas para la adherencia al tratamiento (Ej, organizadores de cápsulas, partidores de tabletas); un recordatorio de las dosis durante el día es usualmente ofrecido al paciente. Asimismo, cualquier medicamento no deseado es removido y devuelto a la farmacia comunitaria, para la destrucción acompañada del consentimiento informado del paciente.

Las recomendaciones para descontinuar o iniciar medicamentos, cambios de formulación, uso de sistemas de monitoreo, ordenes de pruebas de sangre u otras acciones son discutidas con el médico del paciente.

La función renal, control a largo plazo de la diabetes, función respiratoria y hepática puede ser monitorizada mediante los registros médicos. Los medicamentos de rango estrecho (Ej. digoxina, teofilina y warfarina), pueden ser regularmente monitorizados, siendo discutido posteriormente con el médico para hacer los cambios en caso sean necesarios.

Es necesario el trabajo coordinado con los farmacéuticos a nivel comunitario que atienden al paciente para poder llevar a cabo un trabajo sincronizado que lo beneficie; para los pacientes en mayor riesgo (por enfermedades complejas o varias enfermedades al mismo tiempo), se programan visitas más continuas.

Retos enfrentados

Un reto fue entablar relaciones con los otros profesionales para ofertar nuestros servicios y ganar referencias de casos. Esto fue alcanzando mediante la presentación a los distintos miembros del equipo y explicando de modo detallados las actividades que se desarrollarían con los pacientes.

La visita de pacientes parecía inicialmente una actividad extraña pero actualmente se ha tornado normal; además, la visita domiciliaria nos da una visión más clara de como el paciente manejo los medicamentos y de la ayuda que puede requerir. Además, se tornó importante la combinación de experiencias y conocimientos entre farmacéuticos hospitalarios y comunitarios, lo cual favoreció al paciente y fue una gran oportunidad de aprendizaje mutuo para ambos tipos de farmacéuticos.

Fuente: Hospital Pharmacy

No hay comentarios:

Publicar un comentario